lunes, 8 de diciembre de 2014

Para Moncloa & Génova, Ruz es el problema, no la solución

Consejo General del Poder Judicial
Con el permiso de la autoridad competente, a lo largo del día de hoy, 5 vocales de la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), presidida por el conservador Carlos Lesmes, decidirán sobre el futuro de 41 jueces que se encuentran en comisión de servicio al frente de diferentes órganos judiciales ya que sus titulares se hallan en la situación administrativa de servicios especiales en la Carrera Judicial.

No es la primera vez ni será la última que la Comisión Permanente resuelva sobre este tipo de situaciones administrativas.  Lo que si es verdaderamente novedoso es que entre los afectados se encuentre Pablo Ruz Gutiérrez, un juez en comisión de servicios en el Juzgado Central de Instrucción nº 5 de la Audiencia Nacional que desde hace 3 años investiga, entre otros asuntos, el Caso Gürtel, Caso Bárcenas y la Caja B del PP. Sobre las tripas de estos casos os sugerimos os deis una vuelta por este enlace y de este modo os refresquéis los más despistados. Pero volvamos a la situación de Ruz.

Nadie discute, salvo el PP, que su instrucción está siendo ejemplar. La practica totalidad de los autos que las partes le han recurrido, han sido resueltos a su favor por la Sección 4 de la Sala de lo Penal.

Nadie discute, salvo el PP, que conoce todas y cada una de las piezas, la principal y las separadas, tanto las que se encontró ya hechas como las que el mismo ha creado, mejor que nadie, excepción hecha de las 2 fiscales que también han acreditado que  el sumario para ellas no tiene secretos.

Nadie discute, salvo el PP, que las defensas, en particular las que dan cobertura a clientes políticamente expuestos, temen a Ruz como un nublado. Y no por ser un juez duro y descortés como en ocasiones sí lo son otros con las defensas. Saben bien que Ruz tiene suficientes elementos de pruebas para que sus defendidos puedan ser condenados cuando se abran los juicios orales a los que están llamados, más pronto o más tarde.

De hecho, solo el PP, con Cospedal a la cabeza y sus corte de abogados de pago, por otro lado doblemente comprometida con el sumario 275/08, la que ha hecho todo lo que está en sus manos para obstaculizar, entorpecer, dificultar y ensuciar la instrucción de Ruz. Antes lo intentaron y lograron con Garzón. Con Pedreira ni siquiera tuvieron necesidad. El mismo favoreció la estrategia genovesa con decisiones sorprendentes que vistas con perspectivas, podrían estar tipificadas en el Código Penal. 

Incluso, entre los que hasta ahora no han discutido el trabajo de Ruz, se encuentran los 5 miembros de la Comisión Permanente que hoy resolverán sobre su futuro. Así por ejemplo, sin irse más lejos, el pasado 25 de junio, con Lesmes a la cabeza, esta Comisión calificó de “excelente”el rendimiento del magistrado comisionado. Ni más ni menos, ni menos ni más.

Por tanto, llegado a este punto, la pregunta que hay que hacerse es, si todos están de acuerdo, salvo el PP, sobre que Ruz ha hecho un buen trabajo, ¿por qué hay dudas sobre su continuidad?. La respuesta, como se verá, excede del ámbito del CGPJ y hay que ir a buscarla no a desiertos muy lejanos, mas bien a los dos centros de mando de los genoveses : Moncloa y Génova. Tanto montan, montan tanto.

Y es que de mutuo acuerdo han diseñado un procedimiento administrativo como pretexto para invitar al incomodo juez a regresar a su Juzgado de Instrucción nº 4 de Móstoles del que Ruz es titular. Como colaboradores necesarios de este golpe para judicial han recurrido a su mayoría conservadora que disponen en el CGPJ y al silencio cómplice, espeso y endogámico de una mayoría de magistrados de la Audiencia Nacional que desde siempre le han considerado a Ruz como un intruso que no debía nunca haber llegado a donde ha llegado.

El mini concurso que hoy aprueban, en realidad mezcla deliberadamente situaciones variopintas que claramente tratan de enmascarar la verdadera intención que se oculta y que no es otra que sacar  a Ruz de la investigación de la Caja B. Este es el problema de fondo. No lo es tanto, el Caso Gürtel, con su primera época 1995-2005 prácticamente cerrada. Ni siquiera lo es Bárcenas y los dineros en Suiza. La cuestión es que Ruz, si sigue al frente del JCI nº 5, en los mismos términos que está ahora, es probable que se ve abocado a llamar a Rajoy a testificar y a Cospedal enviarla para el TSJCM. Como también lo es que demuestre con pelos y señales la existencia continuada en el tiempo de una contabilidad paralela en Génova 13 y en otras sedes genovesas en varias CCAA. Y todo ello, además, aliñado con ejemplos múltiples de corrupción que sonrojarían incluso a los sectores más entusiastas del electorado genovés.

Los 3 miembros conservadores que forman la mayoría y que hoy se sentarán en la Comisión Permanente lo saben bien. El Presidente Lesmes que ha llegado a la Presidencia del Tribunal Supremo y del CGPJ por la confianza que inspira al núcleo duro de Moncloa & Génova, este asunto le pone nervioso. Es joven aún y no se le escapa que “expulsar“ a Ruz de la Audiencia Nacional quedará siempre en su curriculum. Su carácter conservador le aconseja que el juez debe abandonar la instrucción, a ser posible sin ruido y cuidando las formas. También se imagina con razón que conciliar sus obligaciones institucionales con las posiciones más duras de Moncloa & Génova no es nada fácil y que si se equivoca no le puede traer nada bueno.

El vocal Fernández Martínez, está a lo que le sugieran. Es tan conservador como el que más entre los conservadores. Y si ha llegado hasta aquí es para cumplir fielmente con quien el lector se imagina y el mejor que nadie sabe. Hará lo que Lesmes le indique.

Por el contrario, para el vocal Martínez Tristán, su problema no está localizable en su marcada ideología ultra conservadora. Más bien linda con la circunstancia circunstancial que resulta ser el marido de una Abogada del Estado que a la sazón es también casualmente Consejera de Fomento de la Abogada del Estado y Presidenta de la JCCM y S.G del PP,  María Dolores Cospedal García. Tristán es de lo que está convencido que Ruz tiene que irse ya mismo. A ser posible sin recoger sus cosas que en todo caso ya se las harán llegar a Móstoles por Segur. Nada de pactos. Faltaría más. Se mueve en una difícil disyuntiva. Echar a Ruz mañana o en su defecto, pasado mañana. Está aquí porque le esperaban los que le han propuesto. No por otras razones que tenga que ver con su trayectoria profesional, homologable a la de cientos y cientos de colegas con su misma antigüedad, ideología y con similar número de sentencias a sus espaldas.

El problema, al final, está en que el preacuerdo que esta mayoría quiere hoy sacar adelante, tiene tantos condicionantes que ni siquiera al propio interesado le interesa. Vayamos a la letra pequeña de ese preacuerdo.

De entrada, tras resolverse el concurso, allá por el mes de marzo, y ya con un nuevo juez titular, cuyo perfil no es muy complicado adivinar, Ruz tiene que solicitar que se le nombre juez de apoyo. La Audiencia Nacional primero y la Comisión Permanente después, si así lo estiman, deben acordarlo. A partir de ese momento, Ruz debe mendigar los medios, día a día, para cerrar las piezas y sub piezas y siempre con el Gran Hermano monclovita y genovés a su vera. En fin, como se puede comprobar, un panorama tranquilizador y tranquilizante donde los haya.


Acabamos ya. En breve saldremos de dudas. Todos hoy nos jugamos mucho más de lo que nos imaginamos con la decisión que tome la Comisión Permanente. Si Ruz no continúa hasta el final de la instrucción es más que probable que una vez más “los malos” se salgan con la suya y 6 años de investigación hayan servido solo para incrementar las dudas que sobre la independencia de la justicia que existen en una mayoría de los ciudadanos. Veremos.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Rajoy y su agenda para Cataluña



En poco menos de 1 mes, Rajoy celebrará en familia y poco más, su tercer año y último como inquilino en la Moncloa. Es consciente que no está el patio genovés para fiestas con confetis. 

Y es que la llegada de nuevos y jóvenes dirigentes a otros Partidos que de paso le han elevado su edad mental en varias decenas de años; la metástasis interna que sufre la famiglia genovesaa costa de la corrupción y la crisis institucional por la que atraviesa Cataluña en sus relaciones con el resto de España, hacen que Rajoy se refugie en su agenda internacional para salir del autismo en que se encuentra metido y de paso, lograr que alguien le de la mano, aunque sea por educación.

Sobre precisamente Cataluña y España, vamos a tratar de aportar a nuestros lectores una serie de datos y consideraciones, tomando como referencia su trepidante agenda casera,  descontando sus salidas al exterior y que, a nuestro juicio, está en parte la respuesta a su desastrosa gestión y que por el momento, ha concluido con una querella de la Fiscalía General del Estado contra Artur Mas, inducida desde las moquetas monclovitas.

En realidad, un análisis sosegado de la agenda pública de Rajoy ayuda a entender mejor al personaje, a sus manías, a sus aficiones ( deportivas incluidas ), a su sectarismo y a sus solidas costumbres de Registrador de la Propiedad en servicios especiales con plaza en Santa Pola. Lo hemos comentado en varias ocasiones y los que queráis tener más información sobre como mata el rato Rajoy os podéis dar una vuelta por este enlace.

Sobre Rajoy y Cataluña es inevitable recordar que sus relaciones se han ido deteriorando mucho antes de ser Presidente del Gobierno. Sus asesores oriundos para los asuntos de Cataluña han sido y continúan siendo los más casposos de su clan. Solo hay que recordar que, entre otros, le jalean tipos como Jorge Fernández Díaz, Jorge Moragas o la increíble Alicia Sánchez Camacho. Todo ello, sin contar que tuvo durante años en su Corte al inefable de Francisco Marhuenda.

Pero si su club de asesores es como para salir corriendo, tampoco tranquiliza comprobar como ha sido programada su agenda de visitas a Cataluña y sus “ audiencias” con catalanes en el Palacio de la Moncloa. Vayamos a ello.

Un primer resumen resumido arroja las siguientes estadísticas, salvo error u omisión :

Se ha desplazado a Cataluña en cerca de 3 años, un total de 14 veces.

- 7 para asistir a mítines del PP relacionados con campañas electorales autonómicas y europeas más una reunión con sus Alcaldes y otra con empresarios genoveses.

- 3 para clausurar las reuniones anuales del Circulo de Economía

- 3 para actos institucionales variopintos

- 1 para asistir a la boda del hijo del propietario del Grupo Planeta

Es decir, si contamos los 7 actos de Partido, electorales básicamente, y la asistencia a una boda privada para rendir pleitesía al Presidente de uno de los grupos de presión más relevantes del país, resulta que Rajoy ha dedicado el 50 % de su presencia en Cataluña a pedir el voto y llevar virtualmente las arras de una pareja de novios que no sabía con anterioridad ni quienes eran

El resto de su tiempo lo ha concentrado en clausurar un foro liberal de empresarios, al que ha asistido puntualmente cada año, como si de una obligación se tratara, y el resto de 3 actos para cubrir la cuota correspondiente de inauguraciones varias y su transposición  a los informativos de RTVE.

Como era previsible, visto lo visto, los estrategas de Moncloa han ignorado a la inmensa mayoría de ciudadanos de Cataluña que ni son militantes ni votantes del PP ( 12,99% en el 2012) , que no fueron invitados a la boda de marras o no asistieron a las rutinarias reuniones del Circulo de Economía que año tras año se concentran en Sitges y sus alrededores.

En tres años, ni una sola visita a cualquiera de los 947 municipios que tiene Cataluña. Como tampoco, ni se le ha pasado por la cabeza, mantener un solo encuentro con alguno de los numerosos colectivos que viven y hacen Cataluña a diario.

Ni una sola Universidad, ni un solo centro educativo o sanitario han sido testigos de alguna visita del Presidente del Gobierno, a pesar de que es el mismo que no tuvo reparos para que sus dos hijos nacieran en una clínica privada de Barcelona.

Y por supuesto, ni se le ha pasado por la cabeza visitar a las máximas instituciones de Cataluña. Tres años contemplando como sus relaciones se han ido deteriorando sin tomar la más mínima iniciativa para evitarlo.

Tampoco el balance como anfitrión en el Palacio de la Moncloa es como para tirar cohetes. Vayamos primero a los datos. Por lo que se refiere a sus encuentros con el Presidente de la Generalitad, le ha recibido en 5 ocasiones. Tres de ellas han sido ampliamente difundidas por los servicios informativos de RTVE, mientras las otras 2 restantes, se han conocido posteriormente y con el debido retraso, previamente calculado. También en una ocasión sus servicios de información, mal llamados de Comunicación, con la inefable Martínez Castro al mando,  han contraprogramado recibiendo a la patronal de la pequeña y mediana empresa de Cataluña.

Al igual que sus visitas, sus “audiencias” al Presidente de la Generalitad, se han llevado a cabo a la vieja usanza. Nada de ruedas de prensa conjuntas, ni mucho menos con explicaciones por parte de Rajoy. Ni siquiera por plasma y/o en diferido. Silencio espeso y niebla informativa. Por supuesto, todas ellas, se han celebrado en el Palacio de la Moncloa, sin que hubiera lugar a salir de sus paredes y jardines. Como es habitual, también a posteriori se ha tenido conocimiento de dos reuniones “ secretas “ fuera de agenda oficial. Nada nuevo bajo la marca Moncloa.

Y para rematar esta vibrante actividad presidencial, sin pena ni gloria, se ha desplazado al hotel Ritz de Madrid a presentar en un desayuno a la candidata genovesa a la Generalitad, Alicia Sánchez Camacho.

En fin, como nuestros lectores pueden comprobar, el principal problema que tiene España de cara a su articulación territorial, con consecuencias imprevisibles si no se orientan bien las posibles soluciones, ha tenido un reflejo francamente ridículo en la agenda del Presidente del Gobierno.

En estos tres últimos años, Rajoy ha dedicado más tiempo a seguir los partidos de la selección de fútbol, baloncesto, tenis, ciclismo o de patinaje artístico que a conocer in situ la realidad de Cataluña. 

Lo poco que sabía se le ha olvidado y por lo que dice, apenas da señales de saber qué hacer, más allá de querellas y su inquietante perogrullada de que "hay más catalanes que independentistas".


En Australia, lejos me lo fiáis, reconoció que tendrá que replantearse la comunicación con Cataluña. Confiemos que  así sea, por lo que le va y nos va, a unos y a otros. 

Seguiremos informando.

domingo, 16 de noviembre de 2014

13º Entrega : La biblioteca genovesa en cómodos fascículos ya está aquí


Rajoy certificando la buena conducta de Monago

Tras dos meses transcurridos desde la última entrega, estamos otra vez con todos vosotros para añadir nuevos ejemplares a la biblioteca genovesa que, entre unas cosas y otras, desde octubre del 2013 hasta hoy, ya suma un centenar de ejemplares únicos, muchos de ellos de difícil localización.

Como ya es habitual, la actualidad manda y en esta ocasión os hemos seleccionado 5 esplendidos documentos que están llamados, con el paso del tiempo, a ser referentes imprescindibles para entender la que tienen liada en estos momentos los genoveses originales y genuinos. En realidad están haciendo historia de la cutre, aunque no hay que descartar que muy probablemente ni siquiera son conscientes de ello. Vayamos al grano.

1.Certificado del Letrado Mayor del Senado sobre los viajes de Monago a Tenerife       ( Islas Canarias). Si hoy en España hay un genovés cuyo nombre va de boca en boca y en un tiempo récord ha logrado superar al Lazarillo de Tormes, ese sin duda es José Antonio Monago Terraza, Presidente regional del PP y de la Junta de Extremadura. Sus idas y venidas a cargo del erario público a las Isla de Tenerife, su acreditada triple moral, sus descaradas explicaciones una vez pillado in fraganti, hacen de este personaje un tipo único que por méritos propios merece ser incluido en nuestra biblioteca. Y de todas sus disparatadas explicaciones y de la documentación virtual que solo enseña y no facilita, os hemos seleccionado el certificado que a petición del interesado perpetra con su firma el actual Letrado Mayor - Secretario General del Senado, un tal Manuel Cavero. Se lee fácil y la indignación tras su lectura, también surge espontáneamente. Está redactado con tal ambigüedad que sirve para un roto y para un descosido. No precisa a qué lugar de las Islas Canarias se desplazó de gorra el senador Monago. No incluye ni fechas, ni coste, ni motivos de sus visitas. Es decir, un cheque en blanco y al portador. Lo dicho un incunable que promete maneras pero no remata. Otros vendrán después que lo aclararan con pelos y señales. Pincha aquí para descargarte el certificado de marras.

2.Sentencia del juzgado de instrucción de Cáceres desestimando una demanda de Floriano. La casualidad más casual ha querido que este segundo documento su protagonista sea también un extremeño tan poco universal como el anterior que de un tiempo a esta parte, ha logrado que sus apariciones en escena no dejen indiferente a nadie. Unos para troncharse de risas de sus ocurrencias y otros para comprobar hasta que punto, el desmérito y la incapacidad han salido del armario para hacerse fuerte en la dirección nacional genovesa. Sea como fuere, el caso es que Floriano se ha visto vapuleado por un juez de su ciudad que, como ya hicieran otros con la Vicepresidenta del Gobierno, ha decidido archivar su demanda contra un grupo de ciudadanos que un buen día decidieron protestar ante el domicilio cacereño. Y es que Floriano, siguiendo la senda de sus mayores, puso una demanda a pesar de que sabía bien que ese día la vivienda estaba vacía. Los más interesados podéis encontrar la sentencia en este enlace.

3. El juez Ruz imputa a Ángel Acebes. En realidad os tenemos que confesar que, a la vista de la fértil producción de este juez, nos ha costado trabajo elegir una de sus muchas diligencias. Tanto es así que lo hemos echado a suerte y entre sus muchos autos firmados de su puño y letra os hemos seleccionado uno al que tenemos especial cariño. Tiene fecha de 21 de octubre y entre otras cosas, figura como imputado por la compra de acciones del grupo mediático de extrema derecha  Libertad Digital, el inefable, inigualables Ángel Jesús Acebes Paniagua. En honor a la verdad hay que precisar que el juez Ruz no ha sido el primero, quizá tampoco el último, que imputa al ex Secretario General del PP, 3 veces ministro con Aznar, alcalde, diputado y senador. Con anterioridad, su colega Fernando Andreu de la Audiencia Nacional, desde el 3 de julio 2012, ya le tiene imputado a raíz del caso Bankia. Con este auto de Ruz para los mas curiosos recordarles que ya solo queda Mariano Rajoy, en su condición de ex Secretario General por visitar su  juzgado. Los detalles sobre Acebes y su imputación se pueden descargar aquí.

4. Sentencia juzgado de Barcelona condenando a Marhuenda. El azar ha querido que en una misma entrega se den cita un selecto grupo de genoveses singulares e intransferibles. Y es que además de Monago, Floriano y Acebes, hoy os hemos añadido al pluriempleado periodista, profesor de universidad, tertuliano a tiempo completo y genovés de postín, Francisco Marhuenda García. La razón de su inclusión, valga la redundancia, es que el  líbelo que dirige con mando a distancia, denominado La Razón, desinformó a sus lectores sobre un funcionario de policía que decidió codemandar a Marhuenda y a la editorial por intromisión ilegitima en su honor y dignidad. Y hete aquí que el titular del juzgado de Primera Instancia nº 38  de Barcelona, a la vista de las apabullantes pruebas, ha decidido condenar al inigualable bocazas de Marhuenda. Deberá pagar 30 mil euros y difundir a sus lectores que su noticia era falsa de toda falsedad. No es la primera vez que este ex jefe de gabinete de Rajoy se ve condenado por los tribunales. Y visto su propensión al insulto, no será tampoco la última. Aquí los detalles.

5. Sentencia Tribunal Supremo desestimando recurso Ignacio González. El derecho a la información es un valor en declive entre los clanes genoveses. En realidad para algunos es una desgracia que hay que soportar. Y este es el caso de Ignacio González, copropietario de la empresa Eyes Bolton Art SL, dedicada a comercializar joyas, bolsos y ropa que además lo compatibiliza con la Presidencia de la Comunidad de Madrid, la Secretaría General del PP matritense y con un escaño en la Asamblea regional. Y es que González con el derecho a la información tiene algo personal. De hecho, lleva años intentando acallar judicialmente las criticas que recibe. Lo hacen en su nombre los letrados del Gobierno regional ( es decir, sus demandas las paga el contribuyente, incluidos los que informan críticamente de sus  tejemanejes ) y  siempre intentando demostrar, entre otras ocurrencias,  que su vida privada no debe verse afectada por ese tipo de informaciones. Especial obsesión obsesiva la tiene en relación al diario Público y a un grupo de periodistas que en un momento determinado coincidieron en ese periódico y tuvieron a bien informar a sus lectores con datos ciertos como se las gasta este ocasional comerciante de joyas, bolsos y ropas. Primero un juez de instrucción desestimó su demanda. Después hizo lo mismo la Audiencia Provincial de Madrid y por último, el 30 de septiembre, el Tribunal Supremo ha cerrado la discusión y desestima el recurso de González. Todo el material de lectura está a vuestra disposición aquí.


Por hoy ya hemos acabado. Nos vemos en la próxima entrega.