sábado, 23 de febrero de 2008

A propósito de las agresiones y el cinismo

Agresión a Bono por radicales genoveses

Están los genoveses originales y genuinos y sus comparsas mediáticos indignados por las agresiones que grupos violentos han llevado a cabo contra algunos de sus cargos públicos. Aunque es obvio que tanto desde el Gobierno como desde el PSOE se han condenado estas agresiones, a los genoveses les da igual. Miden por el mismo rasero tanto a los agresores como a los que condenan las agresiones , sobre todo , si estos son socialistas.

En realidad, es la misma estrategia de siempre y que de manera cínica vienen utilizando desde que las urnas el 14-M les dieron la espalda y algo más. De modo que no les es difícil afirmar con el mismo tono de voz que los empujones a Maria San Gil están alentados por el Gobierno o que los terroristas de ETA comparten el mismo proyecto que ZP.

Da igual. Por dar lo mismo , da igual afirmar a pesar de las evidencias en contra , como ha hecho uno de los Consejeros abucheado ayer en Parla que "estaba seguro que estas pancartas se han hecho en la sede del PSOE en Parla. Si no hay medios ni infraestructura, no se puede hacer todo lo que ha ocurrido hoy. Éste es el clima de crispación, violencia, tensión e intolerancia creado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero". Todo da igual a los genoveses. Parecen amnesia selectiva y ya ni se acuerdan de pasados intentos de boicot por grupos no menos violentos ( Felipe González. U.Autónoma de Madrid. Marzo 1993 ) ni recientes ( Insultos y agresiones a José Bono). El caso es invertir las reglas de juego ya que según su lógica y cinismo compulsivo , lo que cuenta es que quedan sólo 15 días para el 9-M. Lo dicho , los inmorales nos han igualado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un hombre camina por la calle de un pequeño pueblo, cuando de pronto se da cuenta que encima de él hay un globo aerostático flotando. De ese globo cuelga una canasta, y en esa canasta hay un señor, que le hace señas desesperado. Con curiosidad, se aproxima lo más que puede y escucha con atención. Por fin, el piloto del globo logra que el aparato descienda un poco y le grita:

- Disculpe ¿podría ayudarme? Prometí a un amigo que me encontraría con él a las dos de la tarde, pero ya son las dos y treinta, y no sé dónde estoy.

El transeúnte, con mucha cortesía le respondió:

- Claro que puedo ayudarle! "Usted se encuentra en un globo de aire caliente, flotando a unos veinte metros encima de esta calle. Está a cuarenta grados de Latitud Norte y a cincuenta y ocho grados de Longitud Oeste.

El aeronauta escucha con atención, y después le pregunta con una sonrisa:

- ¿Amigo, es usted del PP?- Si señor, para servirle, pero ¿cómo lo supo?- Porque todo lo que usted me ha dicho es técnicamente correcto, pero esa información no me sirve de nada, y sigo perdido.

El hombre del PP se queda callado a su vez, y al final le pregunta al del globo:

- ¿Usted, no será por casualidad del PSOE?

A lo que le responde el piloto del globo:

- Si, soy socialista. ¿Cómo lo ha averiguado?

Respuesta del transeunte del PP:

- Ah! Muy fácil: Mire, usted no sabe ni donde esta, ni para donde va. Hizo una promesa que no tiene ni idea de cómo cumplir, y espera que otro le resuelva el problema. Está exactamente tan perdido como antes de preguntarme. Pero ahora, por algún extraño motivo, resulta que la culpa es mía.

carlos dijo...

Te dejo una linda foto sobre agresiones y dos de las agredidas, la nota se llama sobre agresiones y demás cuentos en http:/deliriosdemadrugada.blogspot.com