jueves, 10 de abril de 2008

Caja Madrid campo de batalla genovés

Tiempos aquellos que sonreían......

Dicen que el Presidente de Caja Madrid , Miguel Blesa, el amiguisimo del ex líder cósmico Aznar, SL, no gana para disgustos. Los suyos se dividen en el Consejo y las mayorías se tambalean. Nada es lo que parece. Los Consejeros de Ruíz Gallardón no disimulan sus navajazos con los que siguen fieles a la termita Aguirre. Ni se miran, se limitan a retarse. Mientras tanto Blesa, el hombre del traje gris, se entiende bien con el equipo económico de ZP y no quiere líos. Los Rodriguez Ponga se enzarzan con los Recarte. Y los de CCOO de Banca, socios naturales de los genoveses, están desconcertados. La guerra de sucesión es lo que tiene. Continuará

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pienso que Esperanza al final reflexionará y cuando vea que no tiene los apoyos suficientes, no se presentará. Esta mujer es muy inteligente.

Anónimo dijo...

La codicia puede con la inteligencia. Ha sido muy lista hasta ahora, veremos si sus ansias de poder le permiten seguir siéndolo

Anónimo dijo...

Si, pero la codicia ataca más a los de sangre roja que a los de azul.