miércoles, 9 de abril de 2008

El tapado

Y como es el?

La guerra de sucesión entre los genoveses originales y genuinos se está propagando a lo largo y ancho del territorio. Los insultos y las descalificaciones se alternan con las adhesiones inquebrantables. El rumor mal intencionado aliñado con una imaginación desbordante se dan cita en las esquinas. Todo vale. Lo último que circula en los pasillos de la M-30 de la Carrera de San Jerónimo hablan ya sin tapujos de un tapado/a genovés/a que emergerá de la lucha fraternal entre el Registrador de la Propiedad y la termita técnico de Turismo. Los nombres se lanzan timidamente para verificar su nivel de rechazo o apoyo.De momento se está pendiente de como quedarán de desfigurados los rostros de Mariano y Esperanza. Sospechan que si esto sigue asi quedarán irreconocibles para la militancia y sus asombrados electores. Seguiremos informando

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Cualquiera de los dos son más politicos y mejores gobernantes que Zapatero como de aqui a Lima.
Pero en esta España de progres...
ya lo lamentaremos, todos incluidos los votantes del PSOE

Anónimo dijo...

este es un blog para rojillos de mierda, resentidos y analfabetos, y si no ya verás.


Sr. admministrador no borres lo que no te interese porque si no se te verá el plumero. saludos a todos

unprogrearrrepentido dijo...

Si no hubiera tanta incultura en este País, ya os diría yo a vosotros dónde pararía ZP- etardo, pero esto no les interesa oirlo a los de izquierdas; pero lo más gracioso del asunto es que los gobernantes se ríen de todos nosotros, unos y otros, con la salvedad que cada uno sabemos dónde posicionarnos y si la derecha lo hace mal, cambiamos el voto, pero si la izquierda se hunde, los españoles nos hundimos con ellos en tal de que no gobierne Rajoy. ¡INTELIGENCIA QUE NO NOS FALTE!

Anónimo dijo...

Pues yo estoy encantada: estos que en su campaña electoral presumían de claridad de ideas, resulta que tienen una empanada mental pero muy grandota: liberales, socialdemócratas, neocons... qué risa.

En realidad, el manido "debate de ideas necesario en el partido", no es tal. Aguirre y Rajoy, a una, iban de neocons antes de las elecciones y defendían los mismos presupuestos. Lo que bajo mi punto de vista sucede es que la vieja guardia (los que hasta ahora han venido comandando la nave bajo los auspicios del dedo del infausto señor de los bigotes), ven peligrar sus asientos y o poltronas. Las encuestas encargadas desde Génova antes y después de las elecciones dictaminaron que a los españoles no noa gusta la alineación con la iglesia, desconfiamos del rollito neocon y otras cosas; por tanto, era hora de emprender -de verdad- el viaje al centro. Como para este viaje no hacían falta ciertas alforjas, empezaron a moverse las sillas y, prietas las filas, doña Esperanza, con su inefable mentor en la sombra, dijo hasta aquí hemos llegado.
Me parece superdivertido.