martes, 29 de julio de 2008

Noticias de Tribunales(2)

A los efectos oportunos se informa que el Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación que interpuso el presidente de la Diputación de Castelló contra la investigación que los juzgados de Nules y la Fiscalía Anticorrupción llevan a cabo, desde hace más de cuatro años, sobre su patrimonio y el de su familia. La sentencia del Supremo concluye que la instrucción judicial no ha vulnerado su derecho fundamental a la intimidad económica, contra lo que aducía el líder provincial del PP en su recurso. "No advertimos las infracciones múltiples que denuncian los recurrentes y, en todo caso, la corrección de las que eventualmente pudieran haberse producido corresponde al juez penal", dice el fallo.

Fabra figura como imputado por varios delitos contra la Administración pública (tráfico de influencias, cohecho y negociaciones prohibidas) desde que el empresario Vicente Vilar, propietario de Naranjax, se querelló contra él a finales de 2003. Además, durante la investigación Hacienda halló ingresos sin justificar por importe de 600.000 euros en su declaración de la renta del año 99 y remitió el expediente al juzgado por un supuesto delito fiscal. El líder del PP ha defendido durante estos años que la investigación de los inspectores de la Agencia Tributaria es ilegal por haber conculcado su derecho a la intimidad.

El fallo, dictado por la sección séptima de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, impone además las costas a Fabra y al resto de los recurrentes, que serán de hasta 3.000 euros "en razón de las circunstancias del asunto y de la dificultad que comporta".

2 comentarios:

Vero dijo...

Me da miedo esa foto...

Scila dijo...

Mujer, tanto como dar miedo... si quieres sentir miedo hay que imaginatelo, por ejemplo, con el tricornio encasquetado hasta las cejas y el mosquetón-mauser colgado del hombro.
O vestido por Armany, con la cartera de Interior en la mano izquierda y el puro habano en la derecha: eso sí daría miedo.
Puedes imaginarle de Ministro de Hacienda, de Ministro de la construcción (que no quiero decir vivienda, en todo caso Ministro de mansiones).
La verdad es que cuanto más se sabe del personaje(lo poco que no logra ocultar)más recelos provoca este Presidente absoluto a todos los efectos de la Diputación de Castellón, uno de esos tipos que afirman que los votos de sus paisanos, y además víctimas complacidas, le hexoneran de cualquier delito e, incluso, de la necesidad de ser juzgado: Todo esto supuestamente, ya digo.