miércoles, 13 de agosto de 2008

Bolivia

Los resultados electorales del referendum en Bolivia, si utilizáramos parámetros de la vieja Europa, han sido claros. Ha ganado la propuesta de Evo Morales por una mayoría amplia (63%) que ya quisieran para si muchos responsables políticos y no solo de la vieja Europa.

Dicho esto, y sin que ello suponga que sea un fans del tal Morales, pero tampoco un detractor compulsivo, habrá que admitir que son sorprendentes, cuando no inconfesables, las razones que se alegan para cuestionar la victoria del Presidente boliviano. Dicen, por ejemplo los editorialistas y propietarios de El País que no es suficiente ese porcentaje de votos ya que algunos de los Prefectos que se oponen al gobierno de La Paz también en sus provincias han ganado sus respectivas posiciones contrarias a Morales. Dicho de otro modo, llevado este discurso a nuestra querida Espagna , daría igual que ZP gane unas elecciones generales en el conjunto del país con más de 20 puntos sobre los que ha obtenido en marzo de este año, si en la C de Madrid gana la termita de Aguirre y en la C. Valenciana, el piadoso de Camps. También este razonamiento es aplicable a Rajoy respecto a Andalucia, Cataluña o País Vasco.

En fin, con lo fácil y claro que es decir a los lectores que la cuestión de fondo no pasa por conocer quien ganó el referendum en Bolivia. La cuestión más bien es , entre otras, quien gestiona los fondos privados de pensiones o las reservas de petróleo. Dicho así, todos lo entenderíamos mejor y sabríamos de verdad que estamos leyendo.

1 comentario:

Clementis dijo...

PRISA está dando mucho asco y mucha vergüenza en la forma en que trata las noticias sobre Bolivia y Venezuela.
El nuevo lema de El País no debería ser el periódico global si no "Viva el mal, viva el capital"