sábado, 24 de enero de 2009

¿Sólo un juego de espías ? (3)

José Sierra Martínez : Un juez polivalente

El mundo es un pañuelo y la Comunidad de Madrid un clinex. El presunto caso de los espías del aún presunto Consejero Granados toma varias direcciones. Ahora resulta que la denuncia interpuesta por el Gobierno de la condesa gamela dicen que ha ido a parar al Juzgado de Instrucción nº 47 de Madrid que dirige el inefable magistrado titular José Sierra Martínez. No se trata de pensar mal y acertaras, aunque mira que hay jueces en Madrid y hete aquí que en el reparto va y le toca al susodicho Sierra.

Este juez tiene su historia, sus manías , sus fobias, sus querencias y seguro que también sus principios e ideología. Dos ejemplos le avalan .

El primero.Llevaba más de un año instruyendo el caso contra la clínica de abortos Isadora en el que tres de sus médicos están imputados. No se sabe cuáles son los hechos de los que se les acusa -sólo se habla, en genérico, de abortos ilegales- y estando en fase de procedimiento, iniciado por la acción de agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, y cuando estaba a punto de concluir,si el fiscal no presentaba acusación, se iba a cerrar. Pero el juez, en contra del criterio del Ministerio Público, aceptó a un partido político autodenominado de "defensa de la familia" como parte en el procedimiento . Así que este juez va y deja en manos de un grupo político de ultraderecha católica -que tendrá derecho a ver todas las diligencias, incluyendo las historias clínicas de las mujeres- la decisión de que estos médicos se sienten en el banquillo de los acusados.

El segundo. Su juzgado de instrucción , con el a la cabeza, desestimó la querella presentada por el entonces presidente de la Generalidad, Pasqual Maragall, contra la cadena COPE y el director de La Linterna, César Vidal, por una sátira de Fray Josepho. El juez considera que "en el contenido se aprecia la carencia de un ánimo de injuriar y por el contrario sí se aprecia un ánimo jocoso, burlón, satírico o de crítica mordaz" y subraya que esas expresiones "son numerosas y reiteradas en otros medios de comunicación, radio, prensa, televisión".

Lo dicho, el mundo es un pañuelo y el Juzgado de Instrucción nº 47 tiene el don de la ubicuidad.

No hay comentarios: