jueves, 19 de febrero de 2009

Amistades oportunas (1)


En todo el númerito que están montando los genoveses originales y genuinos de mostrarse como los agredidos, los calumniados, los injuriados y los perseguidos no hay nada casual ni espontáneo. Tratan por todo los medios de que la causa que está instruyendo el magistrado Garzón pase cuanto antes a otras manos. No a cualquier mano. A ser posible a manos amigas. Veamos algun ejemplo para hablar de este asunto con más propiedad.

Juan Luis de la Rua. Dicho así este nombre no os dirá nada. En realidad De la Rua es el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana . En realidad le pierde la sinceridad y no oculta ni en publico ni en privado que es amigo intimo de Frances Camps, Presidente de la Generalitad valenciana y Presidente del Partido Popular . Tan amigos son que el propio Camps en la toma de posesión de la nueva consejera de Justicia, Paula Sánchez de León, afirmó refiriéndose a su amistad desinteresada con el Presidente del TSJ que : " Tendremos que buscar en el diccionario otra palabra distinta [de amistad] que resuma esta íntima y sentida relación entre De la Rúa y el presidente de la Generalitat". Más discreto, tal vez por aquello de guardar las formas y porque la división de poderes todavía existe aunque sea en el plano teórico, el presidente del TSJ, al ser preguntado por la palabra que podría definir su relación con Camps, manifestó sentirse " feliz con esa excelente relación " que ha permitido una "colaboración perfecta" en la "lucha" para reclamar más órganos judiciales.

Dicho todo esto, piensa mal y acertarás sobre todo si como te imaginas, el piadoso de Camps tiene que ser juzgado por el Tribunal que preside su intimo y sentido amigo. Eso si, nada es lo que parece en esta historia de espías, lujo, trajes y desvergüenzas .Asi, mientras que Garzón es un pérfido socialista, el tal De la Rua es un neutral y exquisito juez independiente. ! Porca miseria ¡

1 comentario:

Anónimo dijo...

Bueno, pues inmediatamente habrá que recusar a este "intimo amigo" de Camps, porque de entrada y con sus declaraciones, ya está en entredicho imparcialidad. Si Garzón no es válido porque compartió cacería con Bermejo, éste que es amiguete del tipo "hay que añadir otra palabra en el diccionario para definirlo".

Pero no, los PPerillos seguro que aquí ven "objetividad absoluta" y que "la amistad tan íntima no es obstáculo". Al tanto.