jueves, 12 de febrero de 2009

¿Una foto obscena?

Visto lo visto : ¡ Rajoy dimisión !

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí, cuando los GAL y FILESA, para el PP Garzón era dios, un héroe nacional, se merecía una estatua en cada plaza. Ahora que apunta a su trama de corrupción y financiación ilegal, es un prevaricador, conchabado con los sociatas, un instrumento de Bermejo, y el demonio personificado.

Donde las dan, las toman, Marianico. Ahora, tu teoría de la conspiración (gobierno+justicia+policía contra el PP) se la creerán los tontoloscojones de turno. El resto, no tragamos.

Anónimo dijo...

Esta teoría se cae por su propio peso. Digo yo, si el juez y el ministro se querían ver, no hubiera sido mejor ir a un despacho de madrid o de cualquier sitio a solas??????????? Van a ir al campo con mucha gente delante, incluidos gente del propio PP para "hacer una conspiración contra el PP?????????? Es que alguien piensa que un juez y un ministro son tontos???????? Que no cuela, que esta teoría de la conspiración en contra del PP es simplemente para tapar la corrupción tremenda que tiene la derecha. Estas milongas conspirativas solo cuelan en las cabezas de los tontos de los cojones, pero no de la gente con un mínimo. . . . . . en el cerebro. Limpiad vuestra mierda, que es mejor para todos.

Anónimo dijo...

Los mariachis de Génova se van posicionando en esta lucha cainita por el poder y el control de la corrupción en el seno del PP. Mientras el sector duro de los medios de comunicación del PP abogan por la decapitación de Rajoy, los más benevolentes le dan el beneficio de la duda, pero al margen de estrategias políticas del frente mediático, lo fundamental es si los cabezas de turco tirarán de la manta. Yo espero que sí, aunque los intereses son muy grandes y todo puede pasar con tal de ocultar la trama de corrupción del PP. Nadie en el PP ya se fía de nadie con dossiers, espionajes y paraisos fiscales de por medio que huelen muy mal. Esa lucha interna por el poder se hace a espaldas de los ciudadanos que sólo son considerados meros robots para el depósito de los votos, mientras la mafia sigue generando dinero para comprar voluntades a cambio de favores, es decir, corrupción y malversación de fondos públicos, delitos que se describen en el auto de Garzón sin tapujos. Habría que añadir que esta trama de corrupción viene desde la época de Aznar y que nadie la ha cortado de cabeza, pues la maquinaria ha sido siempre más fuerte que las voluntades de unos politiquillos de tres al cuarto que se pirran por el color del dinero. Ya nadie niega la existencia de las irregularidades, sólo que la actitud torticera y demagógica del PP por querer esparcir más mierda para marear la perdiz se le va a poner en su contra. La misma derecha mediática ya empieza a reconocer implícitamente que las cloacas están y existen, pero una cacería con más de medio centenar de personas organizada por gente del PP (vaya reunión tan secreta entre un juez y un ministro que se pueden ver, hablar y despachar en cualquier otro lugar más secreto) sirve de maniobra de distracción para ganar tiempo y así poder plantear una defensa de los valores de la derecha. Esta actitud es la que los españoles no van a tragar con milongas cinegéticas y para ello que se lean el auto de Garzón. Lo malo es que el trabajo, la crisis, las necesidades perentorias hacen que la mayoría de la gente no acceda a la información veraz y si reciben algo está manipulado por los medios del sindicato. Así nos va a los españoles en concreto, que si escucha la Cope, lee el Mundo y escucha Onda Cero o todos los restantes medios del PP cree que es todo un montaje, pero nadie habla claro pues sus poltronas peligran.

Anónimo dijo...

La nueva teoría de la conspiración no es para convencernos a nosotros sino a los tontoloscojones que les votan, para que puedan repetirla como borregos y se la crean. Como el 11M y otras muchas más.

Anónimo dijo...

Si cinco más los tres años que quedan de sequía en el poder, ya empieza el descontento en el PP, y empiezan a tirar de la manta, porque sus esfuerzos para conseguir alguna migaja de un pastel económico “que cada vez es más reducido” ¿Qué no se descubrirá cuando vuelvan a perder y ya sean 12 años? La honestidad del PP la avalan más de 200 casos de corrupción abiertos contra personas públicas del PP, y otros 200 que con su mayoría en el CGPJ, han conseguido paralizar o desestimar como el caso Fabra, se añaden a tanta decencia moral en la honradez del caso ERCROS, El Tamayazo, El Caso Ertroil en el que desaparecieros 33. 170, - Millones de Pts, en el que el mismísimo Fiscal General del Estado (Jesús Cardenal) decide convocar la Junta de Fiscales de Sala. En dicha junta Cardenal presenta su informe, no permitiéndose que Vargas fiscal del Tribunal Supremo exponga el suyo. La Junta dictamina que no hay indicios. Vargas paga los platos rotos y es apartado del caso. Al mismo tiempo el Fiscal Anticorrupción (Jiménez Villarejo) recibe la recomendación de no tomar ninguna iniciativa en el caso sin permiso del propio Cardenal. O cargando contra el partido Socialista en la persona de Felepe González con: TIEMPO, 23-2-98, NUM. 825: «Había que terminar con Felipe González, ésa era la cuestión. Al subir el listón de la crítica se llegó a tal extremo que en muchos momentos se rozó la estabilidad del propio Estado. Eso es verdad. Tenía razón González cuando denunció ese peligro. . . , pero era la única forma de sacarlo de ahí», afirma Luis María Anson, ex director del periódico Abc y ex-presidente de Televisa-España, en la entrevista concedida a la revista semanal Tiempo. Es normal que con estos antecedentes quieran seguir defendiendo su honorabilidad en perjuicio de todos los españoles, No al aborto, No a la Educación para la Ciudadanía, no a los derechos de los homosexuales, No al estaut, para Cataluña, Si a la difamación del Gobierno socialista elegido por los españoles democráticamente. Con este Currículo ¿Son Victimas? ¿O Sinvergüenzas con titulo de mafiosos?

Anónimo dijo...

Murió el dictador y desapareció la dictadura, pero no sus resabios ni sus corruptelas. Aquí hubo un silencio, cómplice en unos casos y temeroso en otros, que permitió la pervivencia de los modos de antaño. Aquí no hubo ninguna catarsis como la de Nüremberg porque los poderes fácticos (como les llamaba Adolfo Suárez) eran y siguen siendo corporaciones de privilegiados, con ideología mayoritariamente reaccionaria, que no van abandonar sus privilegios en aras de la implantación de una democracia verdadera, efectiva y láica. ¡Qué más quisieramos que la dictadura se fuera a pique de verdad!