jueves, 2 de abril de 2009

Dos hombres y un mismo objetivo

La Condesa con dos de sus colaboradores más directos


LA NOTICIA

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Francisco Javier Vieira, almorzó fuera de su agenda pública en el reservado de un restaurante madrileño con el consejero madrileño de Presidencia y Justicia y secretario general del PP en la Comunidad, Francisco Granados. Ambos compartieron mesa, mantel y conversación un día antes de que, en un auto cuyo ponente fue el propio Vieira, el TSJM acordara asumir la investigación del caso Gürtel. Anterior presidente de la Audiencia Provincial madrileña y miembro de la conservadora y mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Vieira tomó posesión como titular del TSJM el 13 de febrero. El magistrado obtuvo la nominación por parte del CGPJ tras una primera votación fallida. En la segunda, respaldaron su candidatura 14 de los 21 miembros del órgano de gobierno de los jueces.

LA DESVERGÜENZA NACIONAL

La doble moral, el desparpajo, la ausencia de principios y en definitiva, la unión de intereses entre genoveses con o sin toga no tiene limites en la Comunidad de Madrid y en breve en la Comunidad Valenciana. En ambas CCAA los Pte de los TSJ no disimulan sus vergüenzas. Total para que. Tienen el respaldo de sus colegas de asociaciones corporativas. Comen y cenan con los máximos responsables políticos de su Partido. Se dejan asesorar por miembros del CGPJ que han propuesto ellos mismos. Nombran jueces de confianza para puestos de mucho más confianza. Nadie sabe bien quien paga sus togas. Nunca piden disculpas por nada. Son intimos unos de otros. Van a misa juntos y revueltos y quien diga lo contrario ofende al Estado de Derecho

Parafraseando a Serrat probablemente en su pueblo se les recordará como cachorros de buenas personas, que hurtaban flores para regalar a su mamá y daban de comer a las palomas.Probablemente que todo eso debe ser verdad, aunque es más turbio cómo y de qué manera llegaron esos individuos a ser lo que son ni a quién sirven cuando alzan las banderas. Hombres de paja que usan la colonia y el honor para ocultar oscuras intenciones : tienen doble vida, son sicarios del mal. Rodeados de protocolo, comitiva y seguridad, viajan de incógnito en autos blindados a sembrar calumnias, a mentir con naturalidad, a colgar en las escuelas su retrato. Se gastan más de lo que tienen en coleccionar espías, listas negras y arsenales... Entre esos tipos y yo hay algo personal. Tal cual y me quedo corto

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora los HIPÓCRITAS PPerillos tontosdeloscojones no "sospechan" de conspiración ni apaño exculpatorio en marcha. Igual que en el caso de Camps y el presidente del Tribunal Suerior que verá su caso de corrupción en Valencia. Arman la de dios cuando se trata de Bermejo coincidiendo en una cacería (invitados además por un dirigente local del PP), pero ahora se ponen la venda y hacen como que no ha pasado nada.

Fascismo puro y duro.

Anónimo dijo...

Personalmente confio en la justicia pero me falta la confianza en los que tienen que interpretar las leyes