sábado, 30 de mayo de 2009

Trajes por aviones

Ana Botella sentada en un sillon de un Falcon 900

Los genoveses originales y genuinos siguen y siguen con el uso de los aviones militares por parte de ZP. A falta de pan buenas son las tortas. El caso es que con las vestiduras rasgadas afirman que La Cosa cuando iba de campaña electoral era transportado en un Falcon privado de la compañia Gestair. Exhiben las facturas como si la hubieran pagado. En concreto hacen referencia a una del 23 de mayo de 2003 en la que abonan 20.015,33 euros a la citada empresa Gestair por un viaje a Baleares para ir a mítines de las elecciones autonómicas y municipales.

Esta empresa era la misma que en esas mismas fechas presentó para su cobro dos facturas al entonces Ministro de Trabajo y Portavoz del Gobierno Eduardo Zaplana. Los vuelos eran por sendos vuelos de Valencia a Madrid y de Madrid a Málaga por más de 9.000 euros. El interventor del Ministerio vetó su pago alegando las siguientes razones :

"Se ha realizado un gasto sin fiscalización previa, por lo que se estaría en el supuesto previsto en el artículo 156 de la ley presupuestaria, que dice que no se podrá reconocer obligaciones ni tramitar el pago hasta que se subsane la omisión de dicha fiscalización.No se incluye ninguna documentación acreditativa de la aprobación del gasto, o de la comisión o comisiones de servicio en las que el mismo se encuadra. Tampoco se identifica a la persona o personas que hicieron uso de dichos servicios de transporte. Por otra parte, se observa que se tramita el gasto como una indemnización por razón de servicio, aun cuando las facturas se emiten a nombre del Ministerio. Las facturas se emiten el 30 de mayo de 2003, por servicios realizados el 6 de mayo de 2003, pero en ellas se detalla únicamente el itinerario realizado, sin que conste si se factura el precio de uno o más pasajes o el importe global del alquiler de un avión. En cuanto a la conformidad de las facturas, se observa que se producen dos años después de la prestación del servicio, y sin que se detallen las circunstancias por las que existe constancia de que se hubieran realizado dichas prestaciones. (...) Existe contradicción sobre el carácter -original o duplicado- de las facturas, pues ambas expresiones figuran conjuntamente en las dos facturas incorporadas al expediente".

La historia acaba de manera sorprendente : Gestair ni cobró ni reclamó. Las facturas existen y sin embargo nunca se abonaron. Visto lo visto , la cuestión por tanto es saber si realmente las facturas por viajes electorales que ahora presentan los genoveses originales y genuinos realmente se pagaron o no. Y en todo caso, siempre nos queda preguntarselo a Correa y asociados. Seguro que algo saben de ello. Seguro que si.

No hay comentarios: