viernes, 19 de junio de 2009

1 yate, 2 yates, 3 yates

El genovés D.Zaplanini con el Pocero, SA en el yate de este

La extraña habilidad que tienen algunos genoveses originales y genuinos para grangearse las simpatías del personal son dignas de considerar. La sinceridad y sus intereses cuando se combinan y se hacen publicos es que brillan con luz propia.

Es el caso de un senador genovés Miguel Pérez de Juan que pretendía que el Pleno del Senado aprobara una moción para eliminar el impuesto de matriculación para barcos de recreo, vulgarmente conocido como yates. Ni se puso colorado. El es un profesional y se limitaba a hacer su trabajo de lobbista y le daba igual que sea un articulo de lujo accesible para 4 privilegiados y algún que otro miembro de la Casa Real. Total siempre ha habido clases. Dicho lo cual perdió la votación y de paso su poca vergüenza.

No hay comentarios: