miércoles, 16 de septiembre de 2009

La Condesa consorte hace méritos

Esperanza Aguirre, la Condesa gacela consorte, Presidenta del PP en la Comunidad de Madrid y en sus horas libres Presidenta del Gobierno de esa misma Comunidad hace horas extras para darle patadas en la espinilla a todo aquel que se le ponga tiro, sea o no de su propio Partido.

Testigo de excepción y objeto preferente de sus dardos es por defecto su líder en funciones, Mariano Rajoy. No le deja ni respirar. Cuando Mariano cree que puede opinar sobre un tema de actualidad, se adelanta la señora Condesa y Grande España y marca el territorio con sus perfumes de Loewe. Cuando Mariano intenta lo contrario y es que no se hable más de un tema, la señora Condesa y Grande de España eleva el tono e insiste y reitera el discurso que Mariano quiere archivar.

Los ejemplos se acumulan y desbordan las previsiones de los colaboradores monosabios tanto del Registrador de la Propiedad en servicios especiales como de la lideresa en expectativa de destino. Para la Condesa , las presuntas escuchas ilegales que denunció la ex colaboradora de Aguirre , una tal Cospedal ya son generalizadas y las hace personalmente ZP convertido en el Gran Hermano gracias a las acusaciones de la susodicha condesa consorte. Para Aguirre, el atentado del 11M está aún por investigar y no duda en elevar al inmoral de PJ Ramírez a la categoría de Fiscal Universal. No duda en alegrarse de que su amigo del alma Ruiz Gallardón tenga complicaciones con la candidatura olímpica de Madrid. No duda en echarle el muerto a su predecesor en la Presidencia del PP madrileño Pío Gracia Escudero cuando hay que explicar las corruptelas en la Fundación que ella ahora preside, FUNDESCAM. No duda en alimentar la división entre los genoveses si de lo que se trata en imponer su candidato a la Presidencia de Caja Madrid.

Y sobre todo y ante todo, su falta de vergüenza y de escrúpulos no le impide mirar para otro lado cuando de lo que se trata es de asumir sus propias responsabilidades. También aquí los ejemplos son variopintos. De muestra solo dos. En el Caso Gürtel, versión trama madrileña, la Condesa no sabe ni contesta respecto a sus estrechos colaboradores que están ya imputados, semidimitidos y con fianzas millonarias para poder hacerse cargo de sus futuras responsabilidades penales. En el caso de los espías cutres que tenían despacho y sueldo en la Puerta del Sol la posición de la Condesa roza la indignidad. No solo se espiaba a sus adversarios dentro del partido sino lo que es más inaudito a sus propios colaboradores sobre los que no tenía certeza de su entrega a su causa.

Lo dicho, la combinación de dosis proporcionales de chulería, avaricia, rencor, mal perder, prepotencia y desfachatez hacen posible que Condesas consortes como la susodicha sean aún noticia. Solo cabe esperar que se imponga el sentido común y que ya sea un Juez o/y un periodista de investigación que no sea de pago, y en todo caso más informació
n permitan enviarla a reposar su maldad al Grupo Mixto de la Asamblea de Madrid. Todo se andará

No hay comentarios: