sábado, 5 de septiembre de 2009

Régimen de corrupción

La nueva Plaza de Oriente en Valencia volvió a reunir ayer a todo tipo de presuntos y no tan presuntos corruptos, imputados, inculpados, sospechosos prometedores, jueces en excedencia y virtuales y sobre todo y ante todo, lo peor de los genoveses originales y genuinos. No faltaba nadie, salvo Miss Albacete María Dolores de Cospedal ocupada en otros menesteres.

El piadoso de Camps brilló con traje ajeno. Su lengua viperina recién confesada y absuelta esa misma mañana lanzó su veneno piadoso acusando a ZP de crear un régimen de terror en España.Su conciencia de incienso y sacristía está blindada a la verdad.

Por eso quizá ni se inmuta cuando todo el mundo sabe, incluido el mismo que es el quien tiene consolidado un modelo de administración basado en el clientelismo político. Lo dice el mismo que protege bajo su manto inmaculado a todo tipo de corruptos confesos y condenados. Lo dice el mismo que tiene a 1 metro de distancia a personajes como Carlos Fabra. Lo dice el mismo que ha instaurado una administración confesional y meapilas. Lo dice el mismo que tiene como amiguito del alma a El Bigotes. Lo dice el mismo que nombra Consejeros y Altos Cargos que dedican su tiempo y el dinero publico a favorecer a familiares y a amigos. Lo dice el mismo que viste y calza con dinero corrompido, juguetes incluidos. En fin, lo dice Camps y para Mariano es más que suficiente. Total ayer ya el jefe de la oposición en funciones bastante tuvo ocupada la cabeza con trabajar como comentarista de la vuelta ciclista a España como para pararse a pensar que está rodeado de tipos tan miserables como Camps. Al fin y al cabo, es lo que es gracias a el y a tipos similares.Lo sabe y además no tiene solución.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Y mientras tanto:

"El contable de Correa admite pagos en negro al PP de Valencia"

"La red corupta traspasó supuestamente 420.000 euros a los populares valencianos - La operación apunta a una financiación ilegal del partido de Camps"

Marianico, vete a Valencia, vete, a rebozarte en la mierda corrupta. Tanto berrear por Filesa, y resulta que estáis más podridos que ellos.