martes, 13 de octubre de 2009

Rajoy : Camino a la perdición

Mariano ya ni siquiera es dueño de sus tiempos y sospecho que de su futuro. Otros en su nombre deciden, anuncian, amenazan y ajustan cuentas. Hoy martes y 13 se han dado todos los ingredientes para que en Génova , en Valencia, en Alcalá Meco , en la Puerta del Sol y en algún que otro despacho de un conocido Banco hayan saltado todas las alarmas y la tormenta perfecta haya estallado.

Ric Costa ni dimite ni continua en su cargo, las dos cosas a la vez solo son posibles entre los genoveses originales y genuinos. D. Fabricio, el de Castellón, sin antecedentes penales de momento, se suma a la tormenta y echa flores al Clan Costa. El piadoso de Camps, se le acaban los rosarios y entra en caída libre caminito de su Picassent virtual. La Alcaldesa de Vuitton y Barberá ya se ve en el Palau con su pareja y todo. D. Zaplanini se parte de risa y comprueba de paso que su C/C continua creciendo. Cospedal calla y ororga. González Pons espera que nadie se fije que en el sumario también está su figura descrita. Lo dicho, entre los genoveses ya nadie sabe bien quien es de los nuestros y quien es de los ajenos y todo ello a falta de hacerse publicos los varios miles de folios del sumario que están bajo secreto. Los conocidos ya podéis de paso consultarlos aquí

6 comentarios:

Xema dijo...

Parece que el niñito pijo Costa ya no se ríe. El que se creía tan guapo, tan pijo, tan facha, tan perfecto, al final ha dimitido por consejo del jefe del cortijo, el señorito Camps.

Los Valencianos creíamos que esto nunca iba a pasar. El intocable PP valenciano, ése que está a la derecha de Dios, que parecía intachable e inmaculado está tocado, sucio y corrupto.

Ahora, ya que hemos empezado, falta acabar con el ladrillazo, los barracones en los colegios, la teleCamps, las subvenciones a la universidad católica y los paseítos bajo palio. Esto pinta bien.

A por la tercera!

chechu dijo...

Ahora solo nos falta una oposición digna en Valencia, que juegue bien sus cartas e ir a por ellos ahora que estan manchados por la corrupción, para poder sacarlos del poder, lo cual va a ser muy dificil con la de peperos por metro cuadrado que tenemos en Valencia

Anónimo dijo...

Podemos decir en base a esta encuesta que el 54 por cien de los valencianos votarían al Partido Popular si hoy se celebraran elecciones autonómicas.
Resultados de la encuesta
PP 54,1% y 57 escaños
PSPV 32,9% y 35 escaños
EU 7,5% y 7 escaños

joaquin dijo...

Me parece increíble,con la chulería y el descaro que están teniendo con los valencianos y todavía a día de hoy le votarían el 54%.
Como diría jesulin. IN PRESIONANTE.

Xema dijo...

La oposición en Valencia es un cachondeo. Por un lado el Psoe que está requetedividido en familias,que no tiene poder de convocatoria (hay que ver las últimas generales), además de que a Alarte, desde mi punto de vista, le falta algo de fuelle.

Y el resto de la izquierda, más dividida todavía, eupv-bloc-iniciativa-verds(de dos clases)-erpv...así no podemos ganar al pp en la vida. Ellos juntitos, nosotros bien esparciditos.

Además, que no sólo se trata de tirar al PP,de quitarles a ellos para ponernos nosotros, se trata de que en la izquierda exista gente
capaz de trabajar por la Comunitat y de volvernos a dar la ilusión y la Comunitat que queremos, sin tantas mentiras, sin tanto cemento y con más dignidad.

Parece mentira, que en un tiempo, Valencia fuera capital de la república.

A por la tercera!

Anónimo dijo...

El problema de Valencia es por un ado la oposición, como bien dice Xema, y por otro el borreguismo de este País Valencià, perdón, Comunitat Valenciana, atontada por comodidad en los "grandes eventos", que ya hemos visto que sólo sirven para que los de siempre (PP y amiguitos del alma) se forren, que para eso están en política.

¿Quién los atonta? Pues el aparato propagandístico del PPCV, a través de Canal9, Ràdio9 y sus satélites. A esos hay que añadir un buen puñado de emisoras cómplices, generosamente licenciadas por el gobierno del PP, que repiten el mantra de: "¡Qué bien lo hace el PP y qué malos son todos los demás, epsecialmente ZP desde Madrid!" Aderezado con ninguneo a cualquier noticia que vaya en contra de esta consigna, y unos cuantos "¡Los catalanes son el demonio que nos quieren robar hasta el idioma!", y otros "¡Ché, que grans que som el valencians!"

Sin ir más lejos, en la TDT tengo DOS canales (sí, dos) de Libertad Digital, más una caterva de seis o siete más canales locales en la TDT, que le lamen tanto el culo al PP valenciano que llegan a "degustar" lo que sus dirigentes desayunaron por la mañana.

Al borreguismo hay que añadir el caciquismo, que parece patrimonio de Galicia, pero aquí se ha creado una red de clientelismo muy similar, en la que mucha gente con carnet del PP ha sido contratada a dedo en administración municipal y regional (debajo tengo una oficina de recaudación que la llaman "la oficina del PP", porque todos lo son), y que saben que si el PP cae, se les acaba el chollo irregular, así que a votar (ellos y familia entera) al PP.

Aquí ya es vox pópuli que en elecciones, si a unas pocas horas de cerrarse los colegios electorales estos "clientes" PPeros no han ido a votar, los apoderados del PP les llaman al móvil para "recordarles" que deben ir a votar. Así ninguno falla, y si lo hace, crucecita en la libreta negra y prepárate a la próxima.

Si a eso añadimos el poco carisma y la mala pata de los dirigentes del PSPV, alguno de los cuales ha llegado a alinearse con las tesis anticatalanistas en el idioma, como el mismo Alarte a ver si así "sacamos más votos" (lo que hace es perder los de quienes tienen un mínimo de dos dedos de frente y se dan cuenta del pasteleo que es el idioma para el PP).

Además, algunos de los "nacionalistas" como el Bloc se ha juntado a dios y al diablo con tal de tocar poder; hay ayuntamientos donde el PP gobierna con el Bloc, tirando al PSPV en moción de censura;han tratado de ir en coalición con todo lo que se mueve, incluyendo la extinta Unión Valenciana (lo más facha del búnker barraqueta que ha habido, y ahora incluidos en el PP), pasando por Esquerra Republicana, Esquerra Unida-EV, y hasta lo intentaron con COnvergència i Uniò en unas europeas. Así ¿qué cachondeo se llevan y qué posibilidades tienen de que alguien les tome en serio?

¿La solución? Difícil, porque esto está tomado al asalto por el lavado de cerebro PPeril, y por más corrupciones que salgan, más ladrones PPeriles, más desfalcos a la sanidad pública, más robos a las arcas de la comunidad, los borregos miran para otro lado y dicen "¡Ché, si estem de puta mare! Tot això és mentira!"

Un atisbo de esperanza, pero a muy largo plazo, es si a la cabeza del PSPV, en vez de Alarte estuviera su "opositor", Ximo Puig, alcalde de Morella. Pero eso depende ya de la política interna del mismo PSPV y sus repartos de poder, que desde Lerma, ha sido un cachondeo, con elementos incordiantes como Ciprià Císcar.