domingo, 14 de marzo de 2010

Canalda : Un genovés de 3ª regional

Canalda de bolos veraniegos

Arturo Canalda González , Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid, es un genovés original con vocación de estrella mediática. Su nombre es habitual en el Diario Oficial de esa Comunidad Autónoma. Desde que la Condesa insumisa Aguirre ha tenido uso de razón para nombrar monosabios entusiastas siempre ha tenido un hueco para el.

Pero los nombramientos no comienzan en el año 2003. Hay que remontarse a 1997. Por aquel entonces la Cosa había nombrado a la Sra. Condesa Ministra de Educación y Cultura . Tenía Canalda poco más de 30 años y pasa a ser nombrado asesor de la susodicha. De allí pasa , dos años más tarde , al gabinete del vicepresidente primero del Gobierno y ministro de la Presidencia, Mariano Rajoy, con quien pasó, a principios de 2001, al Ministerio del Interior. En mayo de 2003, fue nombrado concejal delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, tras haber sido gerente del Canal de Isabel II.

Tras la toma de la Puerta del Sol por el Clan de la Sra. Condesa, Canalda pasa ese mismo año del 2003 a ocupar el cargo de viceconsejero de Asistencia e Infraestructuras Sanitarias de la Consejería de Sanidad que por que entonces la dirigía el inefable Lamela , SA. Ya entonces Canalda decide hacer méritos y nada mejor que enfangarse en el llamado Caso del Hospital Severo Ochoa de Leganés. En mayo de 2005 Canalda firma la denuncia contra el Doctor Montes y varios médicos más ante el Juzgado de Instrucción número 7 de Leganés en su condición de viceconsejero de Sanidad bajo el argumento de que "los papeles ( denuncia anónima ) son ciertos y han sido aportados a la fiscalía".

Como recompensa a su inestimable labor por impulsar la cacería mediática contra el después absuelto Dr. Montes, este ultra conservador católico, apostólico, romano, antiabortista militante, contrario a la dispensación de la píldora poscoital sin receta, fue nombrado en el 2006 Defensor del Menor.

Y hete aquí que tras varios años dando moralina a los jóvenes, sentenciando de conferencia en conferencia , de seminario en seminario, preferentemente en el CEU y sus aledaños, participando en manifestación en manifestación, le da por ejercer de espía en la red, ( a otros de sus cólegas genoveses les da por lo mismo pero con métodos más clásicos ).

Y ni corto ni perezoso este auto agente 007 admite que mantiene un perfil falso de la red social Tuenti, que le permite controlar qué tipo de imágenes suben sus hijos, con qué tipo de personas contactan y establecer un "control relativo" de su uso de la Red.

Y dicho esto va y no dimite. Eso si, a la Condesa insumisa Aguirre seguro que le tranquiliza saber que la Agencia de Protección de Datos está en manos de un ultraderechista nombrado por ella misma y en el Defensor del Menor, un monosabio de toda confianza que no tiene reparo alguno en sortear la legalidad y el derecho a la intimidad que también les asiste, incluso, a sus hijos
.