martes, 4 de mayo de 2010

12 de Mayo 2010

Ese día, si la autoridad competente no lo impide, el piadoso, trajeado e inigualable Francisco Camps Ortiz y Cia tienen una cita virtual con el Tribunal Supremo.

No es ningún secreto que en cualquier otro país de la vieja Europa, con Tribunal Supremo incluido, las posibilidades de que Camps y Cia pasen de la condición de prometedores sospechosos a imputados con cargos sería claras y meridianas.

En el caso que nos ocupa se admiten apuestas. Para que no te dejes llevar por el entusiasmo piensa que un tal Federico Trillo Figueroa lleva tiempo trabajando a fondo para que suceda lo que te puedes imaginar y visto lo visto no hay que descartar.

Tampoco se te debe olvidar quienes son los magistrados que deben formar la Sala. No te lo puedo asegurar pero sospecho que al menos, ya tienen redactada una condena virtual: que estos genoveses de postín recen todos los días no menos de 15 padres nuestros y 23 aves marías. El Tribunal de Supremo es, a poco que se lo proponga, así de duro.

No hay comentarios: