martes, 22 de febrero de 2011

La Cosa y Gadafi

La Cosa con su buen amigo Gadafi


Es publico y notorio que La Cosa, tanto como Presidente del Gobierno como después ha mantenido numerosos encuentros oficiales y privados con el Coronel Gadafi. El noviazgo comenzó formalmente el 18 de septiembre del año 2003 cuando se entrevistó con el dictador libio en Tripoli. Todo fueron sonrisas, besos , abrazos y regalos, caballo incluido . Las palabras de La Cosa en la rueda de prensa no dejan dudas al respecto:

" Quiero decir que estoy muy satisfecho de culminar en estos momentos esta visita a Libia. Esta visita se produce en un momento muy especial. Como ustedes saben, yo soy el primer Jefe de Gobierno que visita Libia después del levantamiento de sanciones por parte del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y tengo que decir que se produce también después de muchos meses de contactos discretos, de reuniones discretas, en las cuales España y Libia han trabajado conjuntamente para conseguir algunos objetivos tendentes a la plena incorporación de Libia en la Comunidad Internacional. A lo largo de esos contactos yo adquirí el compromiso de visitar Libia en un momento determinado, y es exactamente lo que he hecho. Yo quiero resaltar varios aspectos en esta visita. El primero es la relación bilateral entre España y Libia, que deseamos no solamente consolidar, sino extender en todos los ámbitos en el futuro inmediato y profundizar en lo que son nuestros lazos económicos, comerciales, de carácter cultural, que es a lo que hemos dedicado buena parte de nuestras conversaciones, en especial con el Primer Ministro. Ese capítulo es un capítulo que está abierto, evidentemente, a inversiones, que está abierto a las empresas, algunas de las cuales, importantes sin duda, han tenido la oportunidad de venir acompañándome en este viaje aquí, a Libia. ".

Después se han vuelto a abrazar en diversas ocasiones. En Sevilla por ejemplo allá por Diciembre del año 2007. Hoy La Cosa calla ante la represión de su buen amigo libio. Nada de condenas ni de devolver regalos generosos.

Sorprende eso si, como la locuaz (De) Cospedal , a través de sus panfletos diarios denominados " Argumentos populares " exige ahora a ZP dureza ante los asesinatos del dictador libio.Eso si, sobre las cordiales y fructiferas relaciones de todo tipo de su Presidente de Honor con el susodicho dictador, (De) Cospedal calla y no sabe ni contesta. El cinismo y su falta de verguenza no tiene límites.

1 comentario:

MENTALISTA dijo...

Dicen que una persona se puede definir por los amigos que tiene.
Y este pollo se ha hecho unos colegas de lo mejorcito de cada casa.