martes, 26 de julio de 2011

Mariano almuerza con un imputado


Mariano entre imputados comensales

Cuentan las crónicas que Mariano en mitad de la polvareda que ha supuesto la dimisión del nuevo martir genovés, valenciano y español Francisco Camps y Galilei por se acusado por el juez Flors de cometer cohecho, por el momento solo impropio, decidió el mismo día que se le caía el mundo a Camps almorzar con otro de los muchos imputados que le rodean. El elegido para esta ocasión fue Carlos Fabra, ex Presidente de la Diputación Provincial de Castellón y todavía Presidente de los genoveses originales y genuinos de la finca  de  lla que es administrador único.

Cuentan también las crónicas que la verdad sea dicha es que la comida era sobre todo y ante todo por su condición de padre padrino de su hija Andrea, actualmente diputada al Congreso por la provincia que su progenitor gestiona. Andrea es además la mujer mujer del inefable pocoyó de Juan José Güemes que tantas alegrías nos ha dado durante su nefasta etapa de consejero comodin de la Sra. Condesa Aguirre.


Cuentan también las crónicas que en ese almuerzo D. Fabricio trató de negociar de imputado a Presidente Nacional que Andrea no solo siga de diputada sino que además ascienda en el escalafón y sea cabeza de lista sustituyendo al no menos inefable de Juan Costa Climent, el hermano de otro imputado de postín , un tal Ric.

En realidad a una familia como la de los Fabra siempre les viene bien tener algún aforado entre los miembros de su clan ya que como está el patio nadie puede adivinar como puede acabar el trhiller familiar, fiscalmente hablando, en el que los Fabra anda metidos desde hace ya varias generaciones.

Eso si, mientras un candidato a Presidente de Gobierno almuerza con un imputado, sospechoso habitual de cometer todo tipo de delitos y desmanes y aquí no pasa nada, los Gonzalez Pons de turno van gritando ,Rubalcaba dimisión por traidor y por masón
.
¡Joder que tropa! que diría Mariano imitando a su admirado Romanones.