miércoles, 27 de julio de 2011

PJ Ramírez : Yo, mi , me, conmigo


Con una de sus alumnas más aventajada : Maria Dolores (De) Cospedal

El ególatra de Pedro J. Ramírez Codina, Director del periódico ultra conservador en precario El Mundo amenaza con publicar su primer y confiemos último libro- folleto. Según la publicidad encubierta que sonroja  a propios y extraños y que hoy se publica en su diario  el folleto tiene la pretensión  de analizar ni más ni menos que " los episodios sucedidos durante el golpe de Estado jacobino contra la mayoría moderada de la Convención Nacional que tuvo lugar en París entre el viernes 31 de mayo y el domingo 2 de junio de 1793".

Es obvio que este personaje no tiene limites. Ni en su ética periodística , ni en su cuenta corriente, ni en su periodismo amarillo que no tiene nada que envidiar al  News of the World (NoW). Pero sobre todo y ante todo con el paso del tiempo donde brilla con luz propia es en su vanidad cada día más vanidosa.

En realidad en cualquier país de la vieja Europa un personaje como Pedro J.Ramírez hace ya tiempo que debería haber desaparecido de la actividad publica. Motivos de todo tipo y condición han sobrado.

Desde el cutre vídeo de marras en el que se le ve posando , pasando por su permanente chantaje periodístico sobre cuestiones tan variopintas como utilizar las páginas de El Mundo para defender sus intereses privados en la defensa de su piscina ilegal hasta en otros temas mucho más delicados como son la lucha antiterrorista, el abanico de motivos para que su salida por la puerta de atrás del periodismo hace ya años que tenía que haberse producido.Todo vale para este engreído que es capaz de sentenciar sobre todo y de todos sin saber nada sobre nada.

En cualquier caso esperemos a septiembre para ojear su folleto y poder así abrir una duda y un debate razonable sobre lo duro que es la profesión de negro que no siempre está reconocida suficientemente en nuestro país. Al quite

1 comentario:

Carlos Galeon dijo...

Hay que tener en cuenta que está obsesionado con conseguir el Pulitzer, por un caso tipo Watergate, y como no lo tiene lo ha intentado crear de todas las formas posibles. Cierto que hasta ahora no le ha salido bien, pero es que en su vida, le ha salido nada bien.
Un saludo. Disfruto leyéndote.