martes, 30 de agosto de 2011

Cospedal : suma y sigue

La Emperatriz cuando era Subsecretaria del Ministerio del Interior

Cual termita de pago, María Dolores (De) Cospedal García continúa con su política de tierra quemada. Tras un mes sin pegar ni palo y cobrar doblemente por ello , tomar el sol y beber su veneno preferido, ha vuelto al plató genovés para, entre otras cosas, acusar a los socialistas manchegos de no devolver los móviles de la Junta y de paso, destruir documentos oficiales.Como se puede comprobar actuaciones como estas hacen de ella toda una estadista de usar y tirar.

El caso es que para Cospedal todo vale con tal de no gobernar. Sus monosabios mediáticos y secundarios están revueltos intentando distraer al personal, incluido a sus votantes. Pero el hecho cierto es que no hay mal que por bien no venga y  las denuncias dan pie a darse una vuelta por las hemerotecas que están ahí y que permiten recordar a los más olvidadizos que Cospedal no es una recién llegada a la cosa publica.

Y esto viene a propósito de una noticia que publico El País el 13 de Diciembre del 2004, y que en resumen confirmaba que el Gobierno de Aznar borró todos los archivos de la  Presidencia durante los 8 años de su gobierno, en particular todo lo relacionado con el atentado del 11-M.

No hay rastro de la opinión que le mereció  a Cospedal esta información ( era Subsecretaria del Ministerio del Interior en esas fechas ) . Por no haber, tampoco hay constancia ni rastro de que haya devuelto los diferentes moviles y ordenadores que ha utilizado durante sus largas etapas como cargo publico. Ni mucho menos las causas reales por las que fue destinada al otro lado del atlántico. Y desde luego de lo que si hay certeza es que entonces ni se la amenazó ni se fue a los tribunales.

En fin, como se ve, no todos los gobiernos ni todas las oposiciones son iguales . Hay maneras distintas y estilos de gobernar. Y Cospedal y su cuadrilla gubernamental, cada día, es algo más cutre que el día anterior. Y visto lo visto quizá ha llegado el momento de poner las cosas en su sitio.Digo yo.