lunes, 26 de septiembre de 2011

Clásicas genovesas : Luisa Fernanda Rudí



Hay genovesas que lo han sido todo pero no por ello renuncian a seguir siéndolo. Saben mejor que nadie que pasan sin pena ni gloria por las instituciones y, como su líder Mariano, solo dejan su rastro en sus bienes y rentas y en las nóminas públicas que viene cobrando desde hace casi 30 años.

Este es el caso de Luisa Fernanda Rudí que en su honor hay que decir que posee una férrea disciplina genovesa hasta el punto que siempre está dispuesta a que su Partido le envíe en comisión de servicio donde se tercie. Lo mismo sirve para diputada regional que para diputada nacional. Pasa de Alcaldesa a eurodiputada sin despeinarse y lo mismo acepta, sin pensárselo dos veces, ser Presidenta del Congreso de los Diputados que Presidenta de la DGA.

Hace años saltó a la fama por su doble condición de " Chica Hermida " y de clónica de la Princesa de Eboli. Formaba parte de ese selecto grupo de genovesas que La Cosa y MAR, hoy condenado por los tribunales, fabricaron para consumo de su electorado. Allí estaban Luisa Fernanda compartiendo cámara e insultos con sus colegas Celia Villalobos, Teófila Martínez, Rita Barberá, etc.

No tuvo reparo para vender en 1996 su boda en exclusiva a los FAZMATELLA originales. No fue una decisión inocua, el tiempo le dio la razón y La Cosa la nombró Presidenta del Congreso.

Como ella misma dice, sea por su altura, sea por su miopía, sea por su nombre decimonónico, el caso es que a pesar de sus intentos, no logra aparentar naturalidad y sí , en cambio, una frialdad cuasi profesional. Esta es Luisa Fernanda Rudí. Para ampliar conocimientos sobre ella y sus circunstancias pincha aquí