miércoles, 14 de septiembre de 2011

La Sra. Condesa se rasga sus vestiduras


La Sra Condesa posando con la Sra. Baronesa

Esperanza Aguirre
ya no sabe como llamar la atención para recuperar su condición de lideresa nacional y de paso hacerse hueco en el baile preelectoral que los genoveses originales y genuinos están ensayando de cara al 20-N.

Para ello ha elegido como víctimas propiciatorias de sus ambiciones inconfesables a los docentes y a la escuela pública. Y en su huida a ninguna parte, hoy mismo haciéndose la ofendida le ha dado por pedir a voces la dimisión del Ministro Gabilondo por según su particular oído apoyar y jalear las movilizaciones docentes.

Horas antes había enviado de telonera a su Consejera Figar, representante en la tierra y en el cielo de los lobbys nacional católicos, apostólicos y romanos a amenazar e insultar a esos mismos docentes y de paso también pedir la dimisión del demonio con formato de Ministro que responde al apellido de Gabilondo.

Según la Sra. Condesa, cuyo cinismo crece según abre la boca, ella se debe a su electorado y solo a el ya que " el otro ", el que no agacha la vista cuando ella pasa, le importa un bledo. Ni son de los suyos ni está previsto.

Eso si, mientras la Sra. Condesa tiene tiempo y ganas para asistir a todos los saraos y bailes genoveses  y recortar derechos y servicios a toda aquel que se le ponga por montera, no dispone de un minuto para, al igual que han hecho su compañero Antonio Basagoiti o su adversario Tomás Gómez , hacer público su declaración de bienes y rentas y que a diferencia de lo que ella misma sostiene de que es practicamente una mileurista, desde este blog podemos afirmar y afirmamos que por menos de 10 millones de euros ni  ella ni su consorte Grande de España, se toman la molestia de despeinarse y el que diga lo contrario, como diría el cajero de Ácebes, es un miserable.

PD. Más información en breve. Estamos trabajando en elluuuuu