lunes, 24 de octubre de 2011

Mariano y la extrema derecha


Mariano, el estadista, continúa pagando en cómodos plazos a sus acreedores de la extrema derecha que están dentro y fuera del clan genovés su tercer asalto al Gobierno. No escamotea medios ni antepone sus sólidos principios. Todo vale para Mariano con tal de seguir de Registrador de la Propiedad en servicios especiales con destino provisional en La Moncloa.

La extrema derecha sabe que Mariano los necesita y el susodicho también. Todo son facilidades. Los integra en la listas muncipales ( Badalona ), en las CCAA ( Esperanza Aguirre ), en el Parlamento Europeo ( Mayor Oreja y varios más ) y en su Corte de los Milagros ( son tantos que no caben en un microbús ). Y desde luego le hace saber que cumplirá con sus promesas y que sus nombres y apellidos se verán impresos en el BOE en cuanto se instale ( si se instala ) en La Moncloa.

Y en esas estamos cuando ETA anuncia el acabose. El desconcierto entre la extrema derecha genovesa es patético. El inmoral de Pedo José Ramírez Codina y sus mariachis lanzan sus ladridos y veneno a diestro y siniestro. Mariano, el estadista, se nos inquieta. Y aunque intenta mantener el tipo en su primera declaración, no han pasado 48h y sus principios se van ajustando a las demandas de la caverna.

Dicho y hecho. Mariano en un gesto innoble y miserable decide hacer público su reconocimiento para que se conozca entre sus hoolingans a uno de los folletos más cutres de la extrema derecha mediatica que está integrado en el grupo parafascista de Intereconomía. Mariano felicita efusivamente por ser una referencia a la Gaceta que dirige el ultra de Carlos Dávila con motivo de su segundo aniversario lanzando rencor, odio y veneno.

Mariano es así y nadie debe engañarse.