miércoles, 30 de noviembre de 2011

Camps se blinda


El piadoso de Camps está en capilla. La cuenta atrás le llevará a sentarse en el banquillo de los acusados el próximo día 12 de diciembre. Lo saben sus compiches en las Cortes autonómicas y se curan en salud.

Ayer, sin ir más lejos, votaron en contra  en el pleno de Les Corts Valencianes que si un expresident de la Generalitat es condenado en sentencia firme por un delito contra la Administración pública sea desposeído de la consideración y prerrogativas que recoge el Estatuto de expresidentes.  Verde y con asas.

El diputado genovés José Marí Olano se ha vuelto a rasgar las vestiduras y  tirando de su mayoría absoluta ha lamentado el "oportunismo" de una modificación que no aporta "nada" ni tiene por objeto resolver ningún problema no contemplado ya por la norma vigente, sino que solo busca "seguir dando leña al mono, que es de goma", por lo que ha mostrado su rechazo "completo y absoluto".

El aludido  por unos y por otros como es natural no estaba allí ganándose su salario. Hace ya 4 meses que cobra como diputado sin ni siquiera darse una vuelta por el escaño. Más  desvergüenza es inimaginable.