martes, 22 de noviembre de 2011

Los Genoveses y el Banco de Valencia

Dos genoveses de postín : Rato & Olivas
Quién les ha visto y quién les ve. Desde el pasado domingo con los resultados en mano contantes y sonantes, Mariano y sus mariachis se han puesto la careta de genoveses responsables y ahora van por los medios de comunicación con voz grave e institucionalizada pidiendo a los mismos que insultaron y descalificaron que se sumen a su movimiento nacional  y que total,  pelillos a la mar.

En estas poco más de 48 h los ejemplos abundan y sin complejos piden que se haga un ejercicio de amnesia colectiva y se olviden sus malas artes con el gobierno saliente

La ponderada y cínica reacción genovesa a la reciente intervención por parte del Banco de España del Banco de Valencia es uno de esos ejemplos de la doble vara de medir que se ha puesto en marcha tras los resultados del 20-N.


Sobre este asunto no hay que ser un lince en extinción para constatar que ese banco ha sido durante años el botín y el centro de operaciones que los genoveses valencianos y alguien más situado en la capital del Reino han utilizado para financiar operaciones inconfesables y sanear sus ya de por si saneadas C/C.El descaro con el que colocaron a uno de sus peones, José Luis Olivas, al frente de la entidad y las decisiones que desde entonces se tomaron dan para algo más que una querella y la intervención de la Fiscalía Anticorrupción.

Pero este asunto no puede ni debe acabar en los despachos de la entidad ni en los de la Generalitad valenciana. La intervención del Banco de España, por muchos eufemismos contables que se cuenten, va a costar miles de millones de euros a los ciudadanos.

Y mire por donde se mire no se entiende bien este escándalo genovés si no se pone en relación con la operación dirigida por Rodrigo Rato, SA, el más genovés entre los genoveses, de montar su propio chiringuito- Bankia-  tras su descarada designación digital para presidir Caja Madrid.


Todavía están recientes y se pueden encontrar a golpe de ratón las declaraciones de la ahora moderada Cospedal cuando se rasgaba las vestiduras e interponía querellas en los juzgados de Cuenca tras la intervención de la Caja de Castilla La Mancha.

PD. La prima de riesgo con Mariano no para de subir y la bolsa tampoco para de bajar y no por ello piden disculpas por las barbaridades que dijeron hace no mucho sobre la solvencia económica y financiera de España. Amnesias colectivas, no gracias.