miércoles, 14 de diciembre de 2011

Caso Camps : ¿ Testigos protegidos ?


La primera vez que supe de la existencia de Felisa Isabel Jordán Goncet , testiga protegida pòr decisión judicial tras sus declaraciones inculpatorias contra los responsables de la trama gurteliana, fue leyendo sus declaraciones ante la policía primero y ante el juez Garzón y  posteriormente ante el juez Pedreira.

En una de sus primeras  declaraciones, Febrero del 2009, explicaba como fue introduciéndose en el entramado societario de la trama. Su primer contacto fue un amigo suyo de nombre Rafael Hernando. En aquel momento era diputado y portavoz genovés que a su vez le presentó a Jesús Sepulveda  exmarido de Ana Mato que trabajaba en Génova 13 y que poco después fue Alcalde de Pozuelo de Alarcón. A partir de estos contactos fue fichada por Don Vito para trabajar en una de sus sociedades Special Events. Se mete de lleno en el entramado y comienza a descubrir todo tipo de chanchullos. Tanto que en Octubre del 2007 pone una primera denuncia ante la Guardia Civil que se convierten poco después en otras dos más. Comienzan las amenazas, a ser perseguida y recopilar documentación compremetedora de los negocios de la banda. Sabe todo de todos.Implica a Camps y un sin fin de genoveses varios. Tiempo después pasó a ser testigo protegida.

Hoy ha declarado en el juicio por los trajes de Camps y Ric Costa. Por razones que te puedes imaginar la testigo se ha matizado asi misma y comienza a tener lapsus de memoria que claramente favorecen al piadoso de Camps.

Es verdad que las pruebas son tan apabullantes que la condena de Camps no depende de la declaración de Jordán. En todo caso, piensa mal y acertarás. Esto es lo más parecido a Chicago años treinta. Como diría Mariano refiriéndose a Trillo : “Has estado ahí, ocupándote de temas que no vamos a calificarlos “. Pues eso.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que da miedo esta gente. Ahora veo la peli de "Uno de los nuestros" y me parecen unos gángsters bastante aficionados.

Vicente Salinas dijo...

Con estos tíos en la calle todos estamos en peligro. En el Chicago de Al Capone este, por mucho poder que tuviera, seguía estando al margen de la ley y del poder real, pero en nuestro país hoy, la mafia ha alcanzado los principales puestos de mando de la sociedad. Estamos acabados, solo es cuestión de tiempo que empiecen a cerrar web's, encarcelar gente y a cobrarnos por seguir viviendo... ¡Ay, calla! Si eso ya está empezando a ocurrir.