miércoles, 21 de diciembre de 2011

La jueza Coro Cillán y su amigo intimo


Como aquí no hay dos sin tres, la Comisión Disciplinaria del Consejo del Poder Judicial por unanimidad ha vuelto abrir por tercera vez un expediente disciplinario a la magistrada tan querida y amada por los genoveses originales y genuinos una tal Coro Cillán, titular del Juzgado de Instrucción 43 de Madrid.

En esta ocasión son cuatro las supuestas faltas graves y muy graves que han detectado en el 
Consejo General del Poder Judicial .

El relato de los hechos que se incluye en el informe de los Inspectores provoca vergüenza ajena. Se dan cita intereses estrictamente personales de carácter intimo e intransferibles con decisiones judiciales claramente escoradas a favor de una de las partes.

Las papeletas para que esta jueza sea expulsada de la carrera judicial son numerosas y  bien lo saben sus entusiastas defensores. En esta ocasión todo apunta que los de la caverna mediatica que dirige el inmoral de Pedro José Ramírez no han elegido bien ni el juzgado ni la titular donde depositar sus teorías paranoicas sobre el atentado del 11-M.