miércoles, 21 de diciembre de 2011

Los monosabios de Mariano ya están aquí (2)


Pasan las horas y se van acumulando las informaciones que se transforman en dudas sobre el nuevo equipo de monosabios con formato de Ministros que rodean a Mariano.

Por poner un poco de orden hay cuestiones que plantean potenciales conflictos de intereses entre lo privado y lo público que  saltan a la vista y que nos tienen que hacer pensar que en algunos de estos nombramientos hay trastienda y no son los que nos quieren hacer ver.

Por ejemplo el caso del nuevo Ministro de Defensa. Sin entrar en detalles que se irán conociendo proximamente, hay dos o tres dudas sobre su trayectoria, sus intereses empresariales y sus potenciales conflictos de intereses con su nuevas responsabilidades en un Ministerio que es referencia obligada para el sector que hasta hoy mismo le tiene en su nomina. Además, sin descubrir nada que no se conozca oficiosamente, siendo Secretario de Estado pasó a ocupar el primer lugar entre los Altos Cargos que gozaban de una situación patrimonial algo más que desahogada. Su señora también. Con sus 83 mil euros de Ministro no tiene ni para pagar las nominas del personal de su servicio doméstico.

No menos inquietante es el caso del nuevo Ministro de Economía que con la actual Ley de Incompatibilidades tiene que dejar en las próximas horas un sin fin de cargos retribuidos que tienen, al igual que su colega de Defensa,  evidentes intereses en su nuevo departamento. A pesar de la crónica pelotilla que le dedica El País, el hecho cierto es que fue presidente ejecutivo de Lehman Brothers.
En la actualidad, entre otras muchas dedicaciones es director del Centro del Sector Financiero, un organismo de estudios creado por PriceWaterhouseCoopers (PwC); dirige el Instituto de Empresa, la IE Business School y es consejero de Endesa.

Por lo que se refiere al nuevamente Ministro de Agricultura, además de tener que abrir un paréntesis en sus numerosos negocios privados a ser posible con mas transparencia que la anterior vez que fue pillado in fraganti, sus intereses familiares en sectores claramente relacionados con su Ministerio hacen de este señorito de los que ya no quedan un sospechosos habitual del Registro de Intereses de Altos Cargos.

Continuará