domingo, 11 de diciembre de 2011

Los Nadal Belda : Tanto monta, monta tanto

Sede de la CEOE en Madrid

En junio del pasado año hacíamos referencia a dos genoveses que son además hermanos de sangre : Los Nadal Belda. Por diferentes razones, tras el 20-N estos gemelos vuelven a ser noticia.

Uno de ellos se llama Alvaro y es diputado por Albacete. Desde el año 2004 es Secretario adscrito a la Secretaría Ejecutiva de Política Económica y Empleo. Es decir , formalmente colabora con el trepidante de Cristobal Montoro aunque este último no lo tiene tan claro.

El otro , responde al nombre de Alberto. Tras la llegada de Rosell  a la Presidencia de la CEOE acaba de ascender en el organigrama de la patronal y ahora es ya uno de los dos Vicesecretarios  Generales, tras la refundición de los departamentos de Relaciones Laborales, Asuntos Económicos e Internacionales

Sus curriculum son intercambiables y han desarrollado vidas paralelas. Los dos estudiaron en la Universidad privada ICADE  y a los dos les dio por opositar a Técnicos Comerciales del Estado. Ambos le deben casi todo a su padrino político Rodrigo Rato, SA. Han estado en su nómina durante los 8 años de los gobiernos de La Cosa.

En la actualidad Alvaro está en el circulo de confianza de Mariano, el estadista y le ha designado miembro del equipo genovés encargado del traspaso de poderes con los representantes del Gobierno en funciones de ZP. El pasado jueves formó parte de la comitiva que acompañó al de Sanxenxo a a su presentación ante sus superiores en Marsella.

Por su parte, Alberto se concentra en la elaboración de las propuestas que la patronal está enviando a Mariano para su puesta en marcha en cuanto se instale como inquilino en La Moncloa.

También tienen en común que son deliberadamente dos desconocidos para el gran público . Su especialidad es manejar los hilos desde la sombra. D
e ello  y por ello viven.

Nunca antes las sedes de Génova 13 y de Diego de León 50 han estado tan unidas por lazos ideológicos  y de sangre.Los Nadal Belda tienen mucho que ver y alguna vez contar.