jueves, 26 de enero de 2012

Anatomía de un jurado

Aqui solo falta el entrenador
Tomo prestado para este post el titulo de una conocida novela del escritor norteamericano Seymour Wishman , " Anatomía de un jurado " que viene como anillo al dedo para tratar con más calma el origen y las consecuencias del pronunciamiento que un jurado popular integrado por nueve hombres y mujeres ayer decidió, por cinco sobre cuatro , declarar no culpables de cohecho impropio a la pareja genovesa Camps & Costa.

Es verdad que también había pensado tomar el titulo de alguna de las muchas películas que el cine de genero negro y mafioso ha producido y que inevitablemente nos llevan a lo que durante estas últimas semanas ha sucedido en una de las salas del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. Desde  la protagonizada por  Gene Hackman en " El Jurado " pasando por la dirigida por Brian Gibson " Coacción a un jurado " o las no menos inolvidables , " 12 hombres sin piedad  "" La ley del silencio ".

Al final  creo que " Anatomía de un jurado " se acerca más a lo que se pretende en este post que no es otra cosa que denunciar el absurdo que supone pensar que era posible celebrar con garantidas un juicio con un jurado popular formado por empadronados en la misma provincia - Valencia- donde los presuntos culpables y sus matones dominan, controlan, someten, vigilan, compran, venden, dirigen, deciden, premian y castigan a todos y cada uno de los que de una forma u otra , tienen allí su trabajo, su familia, sus intereses, su voto, sus amigos y su proyecto de vida.

Entre todos hemos minusvalorado el poder real que  tanto los imputados como a través de sus terminales económicas, financieras, institucionales, educativas y religiosas tienen y ejercen  sobre las personas que, habiéndolas votado o no, se han tenido que ver separadas por un minúsculo biombo,  a poco metros de los acusados.

Esas nueve personas, tengo el convecimiento moral que ha sido así, se han visto presionados por múltiples y sofisticados procedimientos para que, al final, como así ha sido, cinco de ellas declararan no culpables a dos tipos que en cualquier país de la vieja Europa, salvo el de sus hermanos sicilianos , estarían hoy camino de una prisión de alta seguridad. Previamente, los propios ciudadanos con su voto les habrían retirado cualquier vestigio de dignidad que les quedara, cargo o responsabilidad a la que hubieran pretendido agarrarse para seguir siendo aforados.

Hoy más que nunca tienen pleno sentido las palabras que Mariano el estadista dirigió  a Federico Trillo el pasado 13 de noviembre,  precisamente en la misma Ciudad y a poca distancia de la sala en la que un mes después se sentaron en el banquillo Camps & Costa. Dijo Mariano solemnemente : “Has estado ahí, ocupándote de temas que no vamos a calificarlos “.  Y no le faltaba razón y conocimiento.

Y en efecto, hay testigos que pueden certificar que siempre estuvo cerca del banquillo de los acusados, cerca de los jueces que tenían una amistad probada con Camps y cerca de algunos testigos de la defensa.

Ahora ya solo nos falta saber si también , directa o a través de testaferros de cuello blanco o oscuro, estuvo tan cerca de esos nueve jurados como lo estuvo el miembro de Nuevas Generaciones que de manera impúdica se dejo ver en la terraza del hotel en el que estaban deliberando esos nueve hombres y mujeres que viven y quieren seguir viviendo en la misma provincia que a los que ayer declararon por cinco votos sobre cuatro no culpables.

6 comentarios:

Gregorio Garcia Alcalá dijo...

Está muy claro que esto es tongo. El jurado ha resultado ser demasiado PPopular.

Jordi Morrós Ribera dijo...

Y para que cuadrara sólo ha faltado la infame portada de "La Razón" de hoy jueves 26 de enero.

http://larazon.es/uploads/portada/fichero/10000/Portada.pdf

Ahora todo queda claro.

celorio dijo...

No podía ser de otra manera en un país donde la gente decente está en la cuneta o en la carcel

Anónimo dijo...

Estoy pasando de la indignación a la certeza de que todo está atado y bien atado.
Después de todo lo escuchado, Camps no dimite y el estadista no lo incita a marcharse. Siempre creí quepara ser político se debería ser honrado... y además parecerlo. Camps ha quedado claro que ni lo es ni se preocupa en aparentarlo. Y peor aún no se ha oído ni una voz en el PP que hable de las vergonzosas conversaciones telefónicas.. ni periodistas que les intenten sacar los colores.. No sé a dónde nos va a llevar todo esto.
La Reina de Corazones

Adolfo dijo...

La mierda se desborda. Con este veredicto queda meridianamente claro que la corrupción impregna de una manera a otra a casi toda la ciudadanía, que palabras como ética, honradez, decencia o moral son meros conceptos vacíos, y que en el fondo tan culpable es el corrupto como el imbécil (es lo más suave que se me ocurre) que ve lo que pasa y le sigue votando, con la tonta ilusión de que a lo mejor le cae algo de las sobras. Ya está bien de ese dicho bienintencionado y tontorrón de que "el pueblo no se equivoca". El pueblo lo forman personas, cada una con su inteligencia, su entendimiento y su ideología y está claro que la cosa se reparte mayormente entre sinvergüenzas y cretinos que les aplauden y votan. A este país le haría falta una profunda regeneración moral, si es que tenemos puñetera idea de lo que pueda ser eso.

Anónimo dijo...

http://www.publico.es/espana/418932/un-jurado-en-el-salon-de-los-camps

Banyan 27-01-2012 14:34
VIDEO
#Camps

Indicios delatores a JURADOS(s) COMPINCHADOS(s).

http://www.youtube.com/watch?v=3mXpivRnlZQ