lunes, 23 de enero de 2012

Caso Don Fabricio: ¿ Aspectos colaterales ?

Fabra saliendo de su Audiencia Provincial
Algunos ingenuos guiados de su buena fe están eufóricos y creen que en esta ocasión hay motivos suficientes para creerse que este genovés , ciudadano ejemplar para Mariano el estadista, puede acabar sentado en un banquillo de los acusados, por el hecho cierto que tras 8 años mareando la perdiz, un juez de Nules, de los 7 que han pasado allí durante estos largos años, ha tirado el sumario por la ventana y se lo ha pasado a la Audiencia Provincial de Castellón para que abra juicio oral contra el susodicho acusado de tráfico de influencias, cohecho y cuatro fraudes fiscales. Además, le ha impuesto una fianza de 4,2 millones. Como es natural hoy Don Fabricio ha anunciado que su defensa ha planteado todo tipo de recursos ante el Tribunal Constitucional y ante la Audiencia Provincial para ganar tiempo y algo más.

Otros sin embargo, somos algo más desconfiados que al igual que el imputado sabemos bien que es en esa Audiencia Provincial, a la que tanto quiere y mima,  donde se la juega de verdad. Y si somos desconfiados es porque hasta el momento no le ha ido mal cada vez que sus recursos han sido resueltos en ese ámbito.

De entrada, conviene recordar que aunque el niega la mayor nadie discute en la ciudad de Castellón y en la provincia de mismo nombre que desde hace años mantiene unas relaciones fluidas y privilegiadas, ellos las califican de institucionales, con el eterno Presidente de la citada Audiencia, un tal Carlos Domínguez Domínguez.


Tampoco los antecedentes de sus incursiones en el sumario del que Don Fabricio es protagonista resultan tranquilizadoras sobre su neutralidad e independencia. Conviene recordar que según se publico en varios medios de comunicación Domínguez llegó a vulnerar las normas de reparto dictadas desde la propia Audiencia. Éstas establecen que todos los recursos contra resoluciones judiciales en la fase de instrucción de una misma causa penal deben tramitarse y resolverse en la misma sección. Con su aplicación, le tocó a la sección II de la Audiencia hacerse cargo de todos los recursos del caso que se siguen contra el presidente genovés de Castellón, iniciado hace años.

Sin embargo, en noviembre de 2006, la sección I, que preside Domínguez, tramitó y resolvió uno de estos recursos. La alerta llegó cuando, en junio de 2007, la misma sección, la I, se hizo cargo de otro recurso cuando, según la norma, no debía tramitarlo. Aún así, Domínguez lo tramitó y marcó fecha para su resolución. El mismo día en el que debía resolverse, decidió devolverlo a la sección II, a la que debería haber llegado desde un principio para su tramitación. Este lapsus supuso que transcurrieran otros ocho meses desde que los abogados de Fabra presentaron el recurso y la resolución de éste que, finalmente, desestimó la petición del abogado de Fabra de limitar en tiempo y forma el acceso de los peritos a los datos tributarios tanto del presidente de la Diputación como de su familia y sus empresas.

Y de salida, tampoco conviene olvidar que fue esa misma Audiencia Provincial la que en una burda sentencia archivó por prescripción cuatro de los cinco delitos contra la Hacienda Pública por los que estaba acusado, el entonces presidente de la Diputación. Sentencia que para vergüenza de sus magistrados fue revocada en su totalidad pro el Tribunal Supremo.

En fin, ojalá tenga razón los que creen que esta vez si.Habría merecido la pena tantos años de espera y de tomaduras de pelo por parte de este ciudadano ejemplar y de sus defensores que hoy están de inquilinos en el palacio de la Moncloa.

2 comentarios:

cipriana dijo...

?Y esto,no es PREVARICACION?
lA justicia espanola no es un cachondeo, es una inmensa mmmmmmmmmmmmmmmmmmm.

cipriana dijo...

?Y esto,no es PREVARICACION?
lA justicia espanola no es un cachondeo, es una inmensa mmmmmmmmmmmmmmmmmmm.