martes, 7 de febrero de 2012

Sonia, a la que llamaban Sonia

Sonia a la que llamaban Sonia con Ortiz al que llamaban Ortiz
Parafraseando a la inimitable película La Vida de Brian, resulta que la UDEF, es decir los policías buenos que persiguen a los malos muy malos,  ha identificado a una tal Sonia, a la que llamaban Sonia,  como la actual alcaldesa de Alicante.


Mientras esto sucede Sonia, a la que llamaban Sonia, se le acumulan los problemas ante la justicia. Resulta que además de sus sospechosas relaciones con un sospechoso habitual de todo policía, juez y fiscal que se precie de la Comunidad Valenciana y que está imputado en una de las piezas judiciales del denominado  Caso Brugal, en su versión modificación del Plan de Urbanismo de Alicante  la tal Sonia, a la que llamaban Soniala policía la ha identificado como la misma que entregó 24.000 euros en dinero negro para minorar la deuda contraída por los genoveses con Orange Market, es decir El Bigotes,  tras las campañas autonómicas y locales de 2007.

El informe de la UDEF, entregado al instructor del sumario sobre financiación irregular genovesa abierto en el TSJCV,  toma como base archivos internos de la trama: uno de ellos, un manuscrito; otro, una hoja de cálculo en formato Excel titulada "caja barcelona xls". Según la unidad policial , quienes en ellos aparecen nombrados como "Sonia" y "Alicante Sonia" son en realidad Sonia Castedo. El archivo Excel antes citado se refiere a pagos en negro a Orange Market para enjugar la deuda pendiente. Y para variar también aparece identificado uno que en esos mismos ficheros es conocido como El Tuerto. Al parecer se refieren al siempre noticiable Carlos Fabra, Presidente genovés en la provincia de Castellón.

Lo dicho. Sonia, a la que llamaban Sonia, se le acumula la basura a las puertas de su escaño y de su alcadía.