jueves, 12 de abril de 2012

El sainete genovés González $ Ramírez se enreda



Indice de uno de los dossieres sobre Rasputín González
El sainete genovés protagonizado por Ignacio González González, Vice Presidente de la Condesa Aguirre y Rasputín con rango de Secretario General del PP madrileño y el amoral de Pedro José Ramírez Codina comienza a liarse por momentos y cada día se les va más de las manos y de los medios.

Tanto que en las últimas 72h, como si de un camarote virtual de los hermanos genoveses se tratara, se han ido incorporado al escenario varios extras de postín y un sindicato policial.
El primero que se ha puesto en mitad de esta mala obra teatral ha sido el piadoso Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz que tras la aparatosa entrada y salida de su no menos piadoso Director General de la Policía, se ha metido en un jardín frondoso que ya se verá como sale de el.

La segunda extra es Mª Luisa Cava de Llano, Defensora del Pueblo en comisión de servicio que sin tocarle ni el reintegro y a falta de hacer algo más productivo, no le ha ocurrido nada mejor que anunciar que va abrir una investigación sobre quienes son los pérfidos que espían a al protagonista de este ajuste de cuentas barriobajero.


Y por último, como no podía ser menos, vistas las acusaciones que ha hecho el piadoso de Fernández a la policía, se ha sumado el SUP con su correspondiente nota de prensa en la que se enzarza y con razón con su jefe ministerial.


Como algunos recordarán, la trama de este sainete tiene su origen en varios frentes que como sospechoso habitual que lo es tiene abiertos.



El primero está relacionado con sus idas y venidas a lo largo y ancho del planeta. Este trotamundo genovés lo mismo un día se va a una agencia de viajes y paga en metálico la compra de billetes (8 mil euros) para trasladarse en avión con su señora y sus amigos empresarios a Sudáfrica que por el mismo procedimiento- avión- y a costa del contribuyente se da una vuelta por Colombia trasladando enormes bolsas de basura cuyo contenido, por el momento, se ignora. Ambos viajes más algún otro que se irá conociendo fueron grabados por espías sin catalogar y que acabaron formando parte de un amplio y generoso dossier sobre sus amistades peligrosas, familiares incluidas, y sus variopintas andanzas políticas, económicas, financieras y fiscales.



El segundo frente comienza y no se sabe como acabará como consecuencia de la denuncia que desde El Mundo han lanzado sobre su condición de okupa, inquilino o propietario de un ático en la lujosa urbanización Alhambra del Golf en Guadalmina (Málaga).
Aquí la cuestión es que ya nadie se aclara como se las apaña este espabilado funcionario en excedencia del Ayuntamiento de Madrid para pagar con su nomina sus costosos hábitos de consumidor compulsivo, incluidos otros muchos gastos que con el tiempo y paciencia se irán conociendo. En este asuntillo del ático, según el Ministro del Interior, se ha producido una irregularidad por parte de la policía que sin tutela judicial, se han puesto a investigar las cuentas y modus de vida y operandi del susodicho. El SUP sostiene que la argumentación del amigo ministro de Rasputín roza el absurdo ya que de aplicarse sus teorías no se podrían abrir miles de investigaciones que la policía realiza todos los días y que dependiendo de su evolución acaban o no en un juzgado. Y para colmo de los colmos, el nombre y apellidos de Nacho está en boca de todas las acusaciones y defensas que se dan cita en el Caso Gürtel, rama matritense, sección Arganda del Rey, área 124. 



El tercer frente hay que situarlo en las guerras internas que desde hace milenios mantienen los genoveses madrileños en torno al liderazgo nacional y regional de la Condesa Aguirre. Aquí los navajazos han sido y son tan frecuentes que el listado de caídos, espiados, cesados, defenestrados, ascendidos, recompensados, exiliados, premiados es tan amplio que ya ni la mismísima Condesa se aclara. Y en mitad de la polvareda, como ya es habitual, siempre al fondo y a la derecha, el inefable Rasputín trotamundo y consumidor compulsivo. No se pierde una y nadie mejor que para corroborarlo que elevar consultas al caído en desgracia Francisco Granados, ex Consejero de la Condesa y ex Secretario General genovés.



A estos tres anteriores hay que añadirles como telón de fondo los negocios que se están moviendo en torno a la privatización del agua a través de la venta del Canal de Isabel II, las guerras financieras sobre Bankia y su incierto futuro y los múltiples pelotazos que se están ya gestionando en torno al nuevo y bienvenido Mister Eurovegas.



Y como, al final, nadie está en condiciones, salvo el propio Rasputín, para aclarar este sucio sainete, ha decidido que para lo que le queda en el convento es preferible enmendar a todos y a todo y en esas está dedicado en cuerpo y cuenta corriente. El problema es que aunque nunca fue un estudioso del Derecho sabe que por mucho menos de la mitad de los asuntos que se dan cita en la obra de la que es protagonista, no solo los extras pueden acabar en Alcalá Mecó. Todo se andará y si es verdad que como se dice está grabado, lo mismo lo vemos hasta en youtube.