martes, 26 de junio de 2012

El Gran Hermano Genovés ( 1ª Parte )


Es más que seguro que el DNI con número 33.2.Z no les diga nada a los lectores de este blog. De llamar la atención a alguien sería exclusivamente a la persona que desde hace ya unos cuantos años tiene asignado ese numero en su carnet de identidad.


También es más que seguro que su titular sea de los pocos que entienda, sin duda posible, el alcance y consecuencias que se pueden derivar de lo que aquí publicamos en esta primera parte de este post. Por saber, sabe bien que la obediencia debida no es en este caso un atenuante. Más bien lo contrario. Vayamos por partes.

En primer lugar, antes de entrar en detalles, el hecho cierto e irrefutable es que podemos afirmar y afirmamos que cualificados responsables de Génova 13 y cualificados miembros del Gobierno de Mariano, el orden de los factores no altera el producto, tienen desde hace unos días a su entera disposición documentos e informes que afectan a su principal adversario político y electoral.

En segundo lugar, estos documentos e informes han sido elaborados por empleados públicos que con o sin su conocimiento, han sido utilizados para fines partidistas. Para ello, y por procedimientos paralelos a los establecidos, se ha accedido a documentos que solo pueden ser conocidos por funcionarios públicos habilitados para tal fin.

En tercer lugar, sobre esos documentos, tenemos constancia que se han elaborado varias “notas informativas“ encaminadas a facilitar a esos responsables genoveses un detallado inventario, con datos precisos, sobre sus rivales políticos que les garantizan posiciones de ventaja que, de haberse seguido los procedimientos legalmente previstos, difícilmente podrían obtener.

Esta cutre historia de nuestro particular Gran Hermano Genovés, bien lo saben los implicados, no ha hecho nada más que comenzar y sitúa a pie de los caballos a todos aquellos que de una manera u otra, por activa o por pasiva, han participado en la misma.

Continuará