martes, 10 de julio de 2012

Montoro y Asociados



Cristóbal Montoro, desde que gracias a Mariano es Ministro de Hacienda, cada día que pasa tiene menos vergüenza y mas desparpajo. Es capaz de decir una cosa y la contraria sin que por ello pida disculpas a la concurrencia.

Hoy le ha tocado salir a la palestra informativa para intentar explicar la inminente subida del IVA. Da igual que los contribuyentes recuerden bien, incluido sus votantes, que hace apenas unos cuantos meses se sumó a una campaña promovida por la Condesa Aguirre contraria al incremento  del impuesto que ahora tienen previsto subir.

Pero lo que realmente sorprende es su capacidad que nadie discute para adaptarse el y su C/C,  según sean de favorables o no, los resultados electorales. Montoro sirve para un roto y para un descosido

No tiene complejos. De hecho, hoy mismo para explicar la subida del IVA ha recurrido a la recurrida economía sumergida.Según Montoro:  “Si el IVA lo pagaran más quienes lo tienen que pagar no habría que subirlo tanto”.

Y como quiera que la desmemoria en la que pretenden que nos instalemos los genoveses originales y genuinos nos puede acabar provocando vacíos temporales no viene mal recordar que Montoro durante años presidió un influyente despacho con denominación de origen " Montoro y Asociados " que gracias a los generosos agujeros en la legislación sobre incompatibilidades se dedico durante años a asesorar fiscalmente a contribuyentes cuya principal razón de ser era básicamente pagar lo menos posible a la Hacienda Pública.

Y para ello reclutó a un importante número  de ex Altos Cargos que como el mismo habían dirigido el Ministerio de Hacienda durante los gobierno de Aznar.Y sin mayores problemas de conciencia, especialmente la fiscal, ayudaron con sus conocimientos y con sus conocidos a sortear las inspecciones dentro de  " la más estricta legalidad " buscando con ahinco y con recursos  las correspondientes prescripciones de aquellos expedientes en los que estaban citados sus clientes.

Tras unos años de hacer caja y de suscribir alianzas estratégicas con otros despachos de renombre para reforzar posiciones en el mercado, decidió Montoro que los vientos electorales aconsejaban retirarse unos centímetros de la caja y " Montoro y Asociados" pasó a denominarse "Equipo Económico". Es decir, el mismo perro, fiscalmente hablando pero con collar distinto. Su instinto en esta ocasión estaba bien orientado y tras disimular 4 años en la Oposición, acertó de lleno y ahora ha vuelto a ser nombrado Ministro de Hacienda.

Como se puede ver el ciclo laboral y político de Montoro una vez más vuelve a reproducirse. Y lo mismo que hoy nos ha hablado de por qué está obligado a subirnos el IVA, y ayer asesoraba a clientes que pensaban a pies juntillas que Hacienda no somos todos es más que probable que el día de mañana a través de un despacho denominado, por ejemplo, " Montoro y otros desvergonzados reunidos ", volvamos a ver el cartel de lleno. Y es que atender debidamente a todos aquellos que siguen pensando que Hacienda no va con ellos siempre encontrarán el hombro y la minuta de un tal Montoro.