lunes, 10 de diciembre de 2012

Santiago Cervera : El diputado que siempre estuvo alli


A diferencia de la esplendida película de los hermanos Joel Coen & Ethan Coen , “El hombre que nunca estuvo allí”,  el ya desde hoy ex diputado por Madrid, Santiago Cervera, siempre estuvo allí, en su Pamplona natal, en la ciudad que le vio saltar de cargo en cargo y de coche oficial en coche oficial. Los que le conocen saben que esto de vivir en la capital del Reino le venía impuesto por las circunstancias políticas y por sus pactos con el diablo. Tanto que a nadie de su entorno le podía parecer extraño el hecho de que ayer domingo estuviera en Pamplona.

Y sin embargo, su afán por estar donde no debía estar, le ha costado por el momento, su escaño, su carnet de novato en los genoveses, su posición ciertamente cómoda y bien retribuida en la Mesa del Congreso y sobre todo, un futuro que se prometía prometedor.
Y total, tras conocerse el entramado de esta novela negra hispana, más de uno se estará preguntando: ¿ Por qué ayer Cervera decide jugarse todo, todito, todo a una sola carta?. El mismo dice como atenuante para explicar lo inexplicable que le perdió la curiosidad y que se acercó hasta el lugar de los hechos para así comprobar en primera persona qué había de verdad en la información que contenía un supuesto correo electrónico que había recibido y que tenía que ver con un chantaje al presidente de Caja Navarra, José Antonio Asiáin.
Sostiene el dimitido que además cree conocer las razones por las que le  han escogido como víctima y que, al final, todo se aclarara. Punto y aparte.
La historia real, sin descartar que el detective Cervera tenga razón en sus especulaciones, presenta sin embargo tantas lagunas e interrogantes que hacen verosímil otras versiones menos benévolas como la que él ha contado a los medios de comunicación.
Vayamos por partes. Como algunos lectores se acordarán, a finales de octubre publicamos un breve perfil de Santiago Cervera. En resumen, veníamos a contar la historia de un tránsfuga con principios movibles. Nada que no se pudiera encontrar en las hemerotecas. Los detalles los podéis leer pinchando aquí.
Esta mañana hemos recordado que recopilando información sobre el susodicho, nos llamó la atención la fuerte relación que mantenía con Soraya Sáenz de Santamaría,  la hoy Vicepresidenta y entonces Portavoz genovesa en el Congreso. Tanto nos lo pareció que nada mejor que para ilustrar esa amistad que una fotografía donde se les ve sonrientes en la boda católica, apostólica y romana que el ex diputado y desde hoy detective, celebraba con Mónica Ridruejo, desde entonces su mujer. En esa misma fotografía se le veía a Mariano y Ana Pastor, la actual Ministra de Fomento, sonrientes y distendidos. Decíamos entonces que Cervera no era un diputado cualquiera. Era hasta hoy el hombre que siempre estuvo allí, en el lugar y momento adecuado, para intentar hundir a UPN, su antiguo Partido. En parte lo logró y a cambio, como recompensa, recibió el escaño que hoy acaba de perder.
Pero volvamos a la rocambolesca versión dada por el susodicho para explicar lo acaecido. De entrada,no encaja bien con la rápida y contundente reacción de la Secretaria General genovesa, María Dolores de Cospedal que le ha faltado tiempo para sacarle de la partida y del partido. Mucho más sorprendente su reacción si tenemos en cuenta la protección que le dispensaban hasta hace un rato como quien dice, el Presidente Rajoy y su Vicepresidenta. Los hay que, visto el patio genovés, pueden llegar a pensar que en el fondo, Cospedal ha aprovechado este asunto para ajustar cuentas con su queridísima adversaria Soraya Sáenz de Santamaría. Ayer por mí, mañana por ti. Es decir, su Nacho por su Santiago.
También resulta extraño, visto su situación económica y a pesar de mantener separación de bienes con su Mónica, que la cosa se reduzca a un puñado de euros. Si así fuera,  tendrían que revisar  los genoveses  los criterios  que siguen para reclutar diputados. Más bien, el sentido común aconseja creer que nos encontramos ante una guerra de guerrillas entre las derechas autónomas de dentro y fuera de Navarra. No es menos cierto que Cervera tras dinamitar a UPN y pasarse con armas y escaño a los genoveses, tenía en Navarra y en su ciudad natal, Pamplona, todo tipo de fans y detractores.
Sea lo que sea y acabe como acabe esta cutre historia de espías de quinta regional preferente, su comienzo no ha podido ser peor. Nada que ver con la película original y genuina de los hermanos Coen.
Continuará
PD. De rebote hoy el cronista parlamentario del periódico El País, además de un amigo, pierde a una de sus fuentes informativas de referencia. Estas cosas pasan incluso entre las mejores familias, periodísticamente hablando.

1 comentario:

Anónimo dijo...

el cronista de "El País" al que se hace referencia publica hoy un post en el que alude a "No se percibió nunca esta distancia de Cospedal con los implicados en Gürtel, ni tampoco de los diputados Vicente Ferrer o Ignacio Uriarte, condenados por conducir borrachos y que siguen en sus escaños sin que nadie les pidiera siquiera explicaciones en el partido. Tampoco se le exigió lo mismo a uno de los máximos responsables actuales del Grupo Popular del Congreso al que se le cayó un sobre con fajos de billetes en un acto del partido y que también sigue en el escaño. Ninguno de ellos fue abandonado a su suerte por los suyos como Cervera..."
A quién se está refiriendo el comentario?