miércoles, 10 de abril de 2013

Camps & Costa : Eternamente agradecidos




Para los más olvidadizos se da la circunstancia que esta misma Sala II en Mayo del 2010, formada entonces por otros magistrados, concluyeron que sí había indicios claros de delito en el denominado Caso de los Trajes por lo que consideraron pertinente que el asunto fuera juzgado por el TSJCV.

Y es en este intervalo de casi 3 años que hay entre una y otra sentencia, cuando se puede encontrar, si se busca, algunas de las razones extra judiciales que ayudan a explicar que ha sucedido para que Camps y Costa estén hoy más tranquilos que ayer y los genoveses originales y genuinos, sobre todo en Génova 13 respiren más tranquilos. Vayamos por partes.

En primer lugar, no está de más recordar qué es lo que ha sucedido, por ejemplo, en la Fiscalía General del Estado.  De entrada lo más relevante es el cambio de Fiscal General tras las elecciones generales del 20N. Es decir, el anterior, Conde Pumpido es sustituido por el actual, Torres Dulce. No es un hecho menor para el asunto que nos ocupa. Su primera decisión, tras su toma de posesión ante la cúpula judicial y del PP, fue anunciar que no tenía previsto recurrir la sentencia del jurado popular por la que declaraba no culpable a Camps $ Costa. Dicho y hecho. Decisión que rompía con lo que había sido una línea  de la Fiscalía que , 3 años antes, sí había recurrido la decisión del TSJCV, presidido por el amigo de Camps, de archivar el Caso de los Trajes.

En segundo lugar, en este intervalo, febrero del 2012, el Tribunal Supremo, a través de su Sala de lo Penal en causa especial condena al instructor del Caso Gürtel, Baltasar Garzón por un delito de prevaricación del artículo 446.3º,a once años de inhabilitación especial para el cargo de juez o magistrado, con pérdida definitiva del cargo que ostenta y de los honores que le son anejos, así como con la incapacidad para obtener durante el tiempo de la condena cualquier empleo o cargo con funciones jurisdiccionales o de gobierno dentro del Poder Judicial, o con funciones jurisdiccionales fuera del mismo, así como al pago de las costas procesales, incluidas las de las acusaciones particulares. Formaron parte d esta Sala los siguientes magistrados : Joaquín Giménez García, Andrés Martínez Arrieta, Miguel Colmenero Menéndez de Luarca, Francisco Monterde Ferrer, Juan Ramón Berdugo Gómez de la Torre, Luciano Varela Castro y Manuel Marchena Gómez. Es decir, tres miembros de esta Sala son los mismos que han resuelto ayer confirmar que Camps $ Costa no son culpables de cohecho impropio. Tampoco esta coincidencia ni es casual ni es menor.

En tercer lugar, en este largo intervalo, se formó un jurado popular con vecinos de la provincia de Valencia que formaron el jurado popular que declaró no culpables a los susodichos. Este jurado, por 5 votos a 4, decidió lo que ahora el Tribunal Supremo ha confirmado. Fue determinante para la no culpabilidad de la pareja trajeada la declaración de la testigo Isabel Jordán, imputada en la causa principal y en diferentes piezas de la trama valenciana. No hay que ser un lince para encontrar una explicación verosímil por la que esta testigo e imputada cambió de criterio pasando de acusar a Camps por recibir de gratis los trajes que ella misma dijo había pagado a perder la memoria frente al jurado popular y no saben ni contestar. Para los más inquietos recordarles que fue el locuaz y agresivo diputado genovés Rafael Hernando, el que introdujo a Isabel Jordán en el mundillo gurteliano.

En cuarto y último lugar, no puede pasar desapercibido dos cuestiones relacionadas con los integrantes de la Sala II del TS. En primer termino el carácter ultra conservador de la mayoría de sus componentes. Mención especial nos merece el magistrado Marchena que en reiteradas ocasiones ha sido objeto de comentario en este blog. Sus relaciones con cualificados miembros del aparato jurídico del PP, con y sin toga, son tan evidentes que incluso hay testimonios gráficos abundantes que lo acreditan y despejan toda duda razonable que pudiera existir. En segundo termino y en el bien entendido que en este tema como en otros similares en los que están implicados, imputados y/o relacionados genoveses de postín, no es tampoco casual que en este intervalo se hayan “ fabricado sentencias “ que sirven para un roto y un descosido y puedan ser citadas a modo de jurisprudencia para dar cobertura en la solución de casos como el de los trajes. Todo está atado y bien atado.

Y para acabar recordar un hecho no baladí que, al final, acabará haciéndose hueco en la pieza separada que a media luz está instruyendo el juez interino Ruz. Entre los apuntes contables del ex tesorero Bárcenas figura Rajoy en el libro B como perceptor ininterrumpidamente desde 1997 a 2008 de pagos trimestrales o semestrales que suman 25.200 euros al año, además de 20.120 euros para trajes y 667 euros para "corbatas presidente".

Al igual que Camps, seguro que hoy el trepidante Presidente del Gobierno ante sentencias como la de ayer, le tranquiliza saber que su Federico Trillo hizo bien su trabajo, ocupándose de temas que como dijo en un mitin en Alicante   “ no vamos a calificarlos “. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

No te parezca mal. Creo que estas enfermo. Si ahora los fiscales están dirigidos por un Fiscal General del PP, antes lo era por el PSOE. ¡Un poco de coherencua, hombre, que es gratos!