viernes, 28 de junio de 2013

Bárcenas y su celda con vistas a Génova



El Puto Amo camino de Soto del Real

Hay días como el de ayer que hacen camino contra la corrupción y que son determinantes para juzgar lo que es probablemente la trama organizada de financiación irregular más importante que afecta a un Partido que como el PP gobierna en La Moncloa, en una mayoría de CCAA y en miles de ayuntamientos.

Sobre el auto de prisión que Ruz firmó y que ha hecho posible que el ex tesorero, ex gerente, ex senador del PP se encuentre en la prisión de Soto del Real ( Madrid ) tiempo habrá para comentarlo y para ir desgranando y conociendo sus consecuencias que se presumen de todo tipo y condición.

Hoy toca contaros lo que no siempre se cuenta y que tienen que ver con los entresijos de lo que sucedió a lo largo del día de ayer dentro y fuera de la Sala presidida por Ruz en la que testificaron como imputados, el propio Bárcenas, su mujer Rosalía Iglesias y el testaferro de ambos, un tal Yáñez.

De entrada, para los que estén menos familiarizados con este sumario, debemos comenzar por  repasar quiénes eran los que ayer estaban citados a las declaraciones de estos 3 imputados y sobre todo, cuál fue su posición a lo largo del largo día que en algunos casos, como se verá, fue ajustándose a los vientos predominantes y a las llamadas a cobro revertido que se realizaron.

Por parte de la fiscalía anticorrupción se encontraba presente una de las dos fiscales que desde el inicio de la Causa 275/ 08 ha estado a pie de obra. A pocos metros, las defensas de los 3 imputados. Frente a ellos, las acusaciones populares. La más veterana en la causa es la que representa a la Asociación de Abogados de Europa ( ADADE ). A su lado, aunque llegaron tarde a la declaración de Bárcenas, la acusación que representa a un grupo de diputados socialistas de las Cortes valencianas. Intentaron entrar a la sala una representación de Izquierda Unida que el juez Ruz no autorizó por considerar que no procedía al no encontrarse personados en esta causa principal aunque sí en la pieza separada. Por razones que se desconocen, no estuvo presente la acusación que representa al PSM de Boadilla del Monte ( Madrid ). La abogacía del estado, personada como acusación, también hizo acto de presencia al igual que el letrado que representa a la Comunidad de Madrid.

El primero en testificar fue el ex tesorero. Al principio estuvo como suele ser habitual en él :  Altivo, chulesco y con aire de perdonavidas profesional. No dijo nada que no fuera previsible y que básicamente consistió en marear la perdiz. Nada más finalizar el interrogatorio, el letrado de ADADE solicitó al juez que cuando finalizaran las siguientes declaraciones convocara a las partes a una “ Vistilla “ para tomar medidas cautelares contra Bárcenas. Silencio en la Sala hasta que es roto por la defensa del susodicho que sospechando con razón que el día no iba acabar bien para su defendido, se opone a semejante propuesta. El juez zanja el debate y poco después firma una Providencia convocándola. Las declaraciones de Iglesias y Yáñez mantienen la tónica prevista. Lo más relevante es, a juicio de algunos de los asistentes, la débil personalidad de la mujer de Bárcenas. No sabe, no contesta y cuando lo hace todo son vaguedades y obviedades. Yáñez, muy en su papel, intenta pasar lo más desapercibido posible y no liarla más de la que ya la tiene liada.

Y es entonces en la “ vistilla “ cuando se desencadena la tormenta que culminará con la entrada en prisión del Puto Amo y con él sus secretos más personalizados y más dañinos para toda una generación de genoveses que se huelen que la combinación Bárcenas y cárcel no puede traerles nada bueno.

Toma la palabra el letrado de ADADE. Tras recordar que hace más de mes y medio que solicitó una fianza para el extesorero expone que desde entonces todos los datos que se han ido conociendo a través de las comisiones rogatorias y de los informes de la UDEF y de la ONIF agravan la situación procesal del imputado y que el riesgo de fuga es más que evidente. Por todo ello solicita la prisión provisional con fianza. Para sorpresa de los allí presentes, especialmente para su principal protagonista, la fiscal toma la palabra y anuncia que se adhiere a la petición de prisión pero con el matiz nada desdeñable que esta sea incondicional. La acusación valenciana se suma a la propuesta de ADADE. La suerte estaba echada.

Por su parte la abogacía del estado, tras una intervención deliberadamente ambigua, opta por mirar para otro lado y no se pronuncia sobre la petición de cárcel, alegando que ellos está allí por los delitos fiscales. Los mal pensados que los hay y en estos casos suelen acertar, no pueden evitar establecer la relación entre la Abogada General del Estado con su condición de sobrina de otro imputado de postín, Álvaro Lapuerta, ex tesorero nacional del PP y durante años jefe del propio Bárcenas. Y por último y para rematar la faena, una vez más, el letrado del Gobierno de Ignacio González tuvo que hacer el papelón de mirar de perfil y refugiarse en un silencio cómplice que provocó vergüenza ajena entre los asistentes, excepción hecha de las defensas de los imputados.

Como es natural lo más sorprendente de lo hasta ahora relatado fue la actitud del Ministerio Fiscal. Y no tanto por la titular que ayer le representó como por el hecho de solicitar prisión incondicional a sabiendas de las consecuencias que ello tenía. Nadie discute que las dos fiscales son unas esplendidas profesionales que han acreditado ejercer con rigor su función durante los casi 5 años que lleva la causa abierta.

La cuestión por tanto es descifrar por qué  a lo largo de la mañana transforman su silencio inicial con su posterior solicitud de prisión incondicional. La respuesta hay que encontrarla en el cambio de estrategia de sus superiores jerárquicos que se producen en las conversaciones a varias bandas entre la C/ San Bernardo, el Paseo de la Castellana y el complejo de La Moncloa. Todas las fuentes consultadas coinciden en que es en el intervalo que va entre la petición de la “ vistilla “  y su celebración cuando se efectúan varias  llamadas telefónicas del Fiscal General del Estado a la Fiscalía de la Audiencia Nacional para dar instrucciones de que se pida la prisión incondicional para Bárcenas.Previamente, el inefable Ruiz Gallardón, Ministro de Justicia y algo más, había dado las mismas instrucciones a su subordinado Torres Dulce. La razón última, dicen los consultados, no es otra que aparentar que en este asunto no se puede ir a remolque de las acusaciones ya que, al final, tendría más costes que beneficios.

Sea lo que sea, el hecho cierto es que en Génova no está claro que pensaran lo mismo, tal como evidencia su tweed con formato de comunicado. Los genoveses a lo largo del día no habían disimulado su desasosiego, descontrol y caos en el que estaban instalados.

Toca acabar ya. Tras este relato que os acabamos de hacer, damos por inaugurado la nueva temporada gurteliana con el cambio de escenario de uno de sus protagonistas estrella : El mismísimo Bárcenas que desde anoche comparte mesa, cartel y papeles con otros delincuentes, incluido el que fuera jefe de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán. Las perspectivas son alentadoras. Seguiremos informando.

2 comentarios:

Carlos Galeon dijo...

Mucho me temo que han tardado demasiado tiempo en tomar esta decisión. Y eso ha sido porque Bárcenas ha estado a diario negociando con Bocanegra, lo que hace pensar que han tenido tiempo de llegar a un acuerdo para que no cante más que un jilguero a cambio de respetar parte de su dinero en cuentas en el extranjero, y si el juicio no va por buen camino, tal y como nos tienen acostumbrados, la concesión del indulto al cabo de unos meses, cuando ya todo esté más calmado y nos tengan entretenidos con otro de sus líos, que por falta de ellos no será.
Saludos.

Anónimo dijo...

Es sintomático el nombramiento como Jefa de la ONIF (Oficina Nacional de Insvestigación del Fraude) de Margarita Garcia-Valdecasas Salgado, cuyo marido, Alejandro Perez Calzada, implicado en el caso fibanc y ahora representante en España de la Banca suiza Mirabaud, en la cual tenía cuenta un implicado en el caso Gurtel, consejero de Esperanza Aguirre. El hijo de Margarita también trabaja en dicha Banca. La zorra a cuidar las gallinas.