miércoles, 7 de agosto de 2013

2ª Parte. Dos genoveses y un destino : Arenas (A) y Bárcenas (B)




Desde que un 21 de junio de 2009 Javier Arenas arrancó con uno de sus escasos brotes de sinceridad y dijo aquello de que : “ Yo creo en la inocencia de Bárcenas por que nos la ha demostrado con documentos y por que durante años en el PP ha demostrado su decencia y profesionalidad “, el hoy Vicesecretario General, diputado autonómico y senador territorial anda escondido en algún lugar no identificado para el gran público a la espera de responder como testigo y con la verdad por delante a las preguntas que le haga el juez Ruz y las partes personadas el próximo martes y 13.

Mientras que llega ese esperado momento, la sombra del ex tesorero le sigue la pista donde vaya. Y es que al igual que le ha sucedido a un significado número de genoveses originales y genuinos, Arenas ha sido hasta hace dos días un solido amigo de Bárcenas por mas que ahora se intente borrar el rastro de esa amistad. 

Y por si hubiera alguna duda no está de más ni de menos repasar los cimientos en los que durante años se ha asentado esa relación fraternal. Y es que, mire por donde se mire, Arenas $ Bárcenas han formado parte del núcleo duro de los diferentes equipos genoveses que se han ido dando la mano, el relevo y los sobres-sobres desde hace más de 22 años.

Los datos de esta relación son tan apabullantes que han ido quedando reflejados con todo lujo de detalles tanto en la contabilidad oficial del PP, es decir la A,  como en la oficiosa, es decir la B. Esta última es coincidente con la que con tanta perseverancia el ex tesorero fue pasando a limpio todos los días durante años y años y que desde el último mes de Enero se han divulgado a través de El País pasando a ser conocidas como “ Los manuscritos de Bárcenas “.

Pero ha sido hace apenas unas semanas cuando en sede judicial todos hemos podido constatar con todo lujo de pormenores hasta que punto y hasta que momento reciente ambos mantuvieron una complicidad a toda prueba y especialmente hacia terceros. Las declaraciones que ese día Bárcenas realiza en el JCI nº 5 de la Audiencia Nacional no dejan lugar para la especulación. Vayamos por partes. Para facilitar su lectura os las hemos agrupado en 6 sencillos apartados.

En primer lugar, comienza la cosa regular para su amigo Arenas ya que le coloca sin consultarle como testigo de cargo de una reunión celebrada en marzo del 2010 en Génova 13 , en el mismísimo despacho de Rajoy, en la que se acordó, entre otras cosa, pese a estar ya imputado que podía seguir disfrutando de sueldo integro, despacho, secretaria y coche con propio, todo a cargo del Partido. Así lo recuerda y así lo relata : “ En esa conversación, hablamos un poco de todo, yo estoy dejando ya definitivamente el partido, he quedado en que voy a seguir cobrando del partido, que voy a seguir teniendo el coche y el conductor, la secretaria, y voy a seguir... tener un despacho que Javier Arenas me dice que me vaya a la planta suya, la tercera, y así estamos cerca “.

En segundo lugar, Bárcenas vuelve a referirse a su compañero Arenas para explicar por qué entregó en B a Mariano Rajoy en un momento determinado del año 2010, la cantidad de 4.900 €, libre de impuestos y de miradas fiscalizadoras. La explicación tampoco le allana el camino al sevillano nacido en Cádiz. Según el ex senador de Cantabria nacido en Huelva  , la razón última de esta entrega no fue otra que seguir sus propias sugerencias :  “ Yo hablo con Javier Arenas, y le digo: "Oye, a mí me quedan en la caja -porque ya había a dejar el despacho y dejaba el Senado - me quedan en la caja 4.900 euros -me parece que eran- ¿qué hago con ellos?" Y me dijo: "Chico, cógelos, los metes en un sobre y se los deja al presidente y él sabrá lo que tiene que hacer". Y eso fue lo que hice, los metí en un sobre, se los dejé, subí una copia del listado, una fotocopia que él destruyo luego en la destructora de papeles, y le dejé el sobre en su despacho ”.

En tercer lugar, como quien no quiere la cosa, y sin darle más importancia, recuerda a los asistentes que la Caja B servía igual para un roto que para un descosido. Y así fue como describió el uso que se hacia para regalos personalizados a determinados dirigentes genoveses : “ A mí eso me suena a una campaña electoral, a una cena de Javier Arenas, Pedro Arriola, Javier Carabias y yo, en la que le regalamos un maletín a D. Javier Arenas porque había colaborado gratuitamente en la campaña electoral de Zaragoza “.

En cuarto lugar, también sin darse la menor relevancia, Bárcenas aprovecha la ocasión para explicarle a Ruz y a la concurrencia allí presente y no menos pasmada que el propio Sr. Juez que al dinero en B se le daba un uso múltiple y variado y que Arenas casualmente siempre pasaba y/o estaba por donde estas cuestiones se negociaban. Por ejemplo, para pagarle el piso madrileño al balear Jaume Matas. Gracias a su memoria prodigiosa así describe el modus operandi de estos pagos : “ 2 de abril de 2003, sí. Esto yo creo que era que él se iba a Baleares porque iba a ser candidato en las elecciones autonómicas del 2003 en Baleares, pero tenía que mantener su piso abierto en Madrid, y al mismo tiempo tener su casa en Baleares. Y Javier Arenas autorizó que se le pagase una cantidad pare ese concepto. Pero lo que yo no recuerdo es haberle entregado la cantidad a... Yo, con Jaime Matas, no he estado entregándole esos 8.400 euros, seguro. Con lo cual, o se los entregó Javier Arenas o alguien, o Álvaro me dijo prepara un sobre para Jaime Matas, o... pero yo no se los he entregado “.

En quinto lugar, Bárcenas se recrea y se toma su tiempo para endosarle a Arenas el papel de mediador ante Rajoy para que llegado el caso le explicara el lío de C/C que el ex tesorero se traía en Suiza. Y en su testimonio decide no dejar títere con cabeza. Hete aquí tal cual sus palabras transcritas para la ocasión : “Yo tuve una conversación -creo que es a principios de diciembre- con D. Javier Arenas en Sevilla, un viernes que yo me desplacé ida y vuelta en AVE, que comimos en el restaurante Oriza y en esa conversación yo le trasladé a Javier Arenas que yo tenía 2 cuentas en Suiza con los saldos aproximados que tenía en esas cuentas, y que como ese tema era cuestión de tiempo que llegase la información, como efectivamente llegó, que yo entendía que lo mejor era resolver mi relación laboral con el partido, que yo no necesitaba ni el despacho del partido, ni el coche, ni el conductor, ni la secretaria y que el sueldo tampoco lo necesitaba pero, claro, lo que si quería recibir era la compensación que me correspondía legalmente, en función de 30 años de trabajo. Él quedo en que ese tema se lo iba a trasladar al presidente del partido, y se lo trasladó en una reunión en Moncloa en la que estuvo -según me contó él- y María Dolores de Cospedal también. En esa reunión, María Dolores de Cospedal dijo que le parecía una idea estupenda, que había que resolver ese tema de una vez. Sin embargo, luego el presidente preguntó que si fiscalmente ese tema yo lo habla regularizado. Le contestó Javier Arenas que sí, que yo habla regularizado ese tema fiscalmente. Y, en definitiva, lo que le dijo es que no cambiaba mi situación y que seguía la situación tal y como estaba, y que yo le había dedicado 30 años de mi vida al partido y que no tenía ningún problema “.

Y en sexto y último lugar, sin duda llegamos a la afirmación más incómoda para el hasta hace nada locuaz Arenas. Es cuando Bárcenas le identifica , junto a Cascos, como perceptores de dos apuntes contables que figuran en sus manuscritos y que claramente confirman que tanto uno como otro recibieron cantidades en B a modo de sobresueldos, en especie e incluso para compensar el saldo resultante de sus respectivas declaraciones de la renta. Así lo describe con toda franqueza y naturalidad el ex tesorero y ex gerente : “ Estas dos partidas: "Javier y Paco compensación Renta 93"... Javier Arenas y Paco Álvarez Cascos. Es... pues una compensación cuando hicieron la renta del ejercicio 93, alguna fluctuación de brutos/netos y tal, que hizo que hubiese que complementar con esa cifra para que la cifra que tenían que cobrar fuese la que tenía que ser “.

Como nuestros astutos lectores habrán observado este inciso final no tiene desperdicio. En apenas 14 palabras sentencia y confirma las cantidades que en B les fueron entregadas y que como tal figuraban en sus manuscritos contables. Dicho de otro modo, a las diferentes denominaciones en las que Javier Arenas es denominado en el libro B de Bárcenas : ( Are + Arens + J. Ar + J. A. + Javier + Javier Arenas + J. Arenas ) hay que añadir las cantidades que en dinero negro recibe. Y que salvo error u omisión durante el periodo 1997-2007 alcanzaría la cifra de 226.506,87 €. Cantidad a las que habría que añadir el 1,1 millón de euros que consta en la contabilidad oficial del PP ha recibido desde 1991 hasta el 2011.

Tampoco se le habrá escapado al lector que durante ese periodo de 10 años, Arenas, entre otras, cosas fue Ministro y Vicepresidente del Gobierno durante los gobiernos de Aznar. Es decir, incompatible con cualquier otra retribución que no fuera la que llevaba aparejada la función de miembro de esos gobiernos. Verde , con asas, en sobre y en B.

En fin , atentos al próximo 13 y martes. En cualquier otro país civilizado, un tipo como Arenas, con estos antecedentes en su mochila y en su C/C, entraría como testigo y saldría como imputado. Bien sabe Ruz que su condición de aforado por reunir la condición de senador no facilita la decisión. Será solo cuestión de tiempo. Al quite.

No hay comentarios: