lunes, 21 de octubre de 2013

Imputados ejemplares : Jesús Merino Delgado


Rajoy saluda a Merino en presencia del Presidente de la JCyL.

Cuando Rajoy en su despiste más despistado intentó convencer a la audiencia y a la presentadora de la cadena de TV Bloomberg que en su Partido no hay imputados por la trama Gürtel / Bárcenas / Financiación irregular genovesa, es obvio que sufrió una amnesia selectiva y se dejó fuera, ni más ni menos, que a 62 correligionarios, tan genoveses como el mismo, que por el contrario sí los tienen relacionados y localizados tanto el juez Ruz como el juez Ceres.
Para refrescar la memoria a este desorientado Presidente Nacional del PP y Presidente del Gobierno hoy iniciamos una serie de apuntes biográficos, políticos y judiciales sobre personajes que tienen en común estar imputados y además durante años y años han gozado de la más absoluta confianza de las cúpulas genovesas, entre otras razones, porque en muchos casos, como el que hoy nos ocupa, han formado parte de la misma.
Sin más preámbulos,  hemos elegido por vosotros para inaugurar este serial de imputados ejemplares a uno de estos que aunque no es conocido por el gran público, y apenas da señales de vida , sin embargo como se verá por su trayectoria y por sus vinculaciones con el sumario, tiene acreditados méritos suficientes y apunta maneras sobradas para ser el elegido para la ocasión.
Nos referimos a Jesús Merino Delgado. Un repaso rápido a su biografía nos ayudará a acercarnos al personaje. De entrada cuentan las crónicas que nació en Hontallbilla (Segovia), el 6 de febrero de 1954. Está casado en segundas nupcias con su actual esposa Ana Isabel Gutiérrez Benito. Este dato sobre su cónyuge, como se verá, con el tiempo y con el sumario delante, tiene su interés y su miga. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense y Abogado en ejercicio desde 1976. Con apenas 23 años fue Director del Gabinete Técnico de la Presidencia del Senado en 1977, es decir, si el dato es correcto, siendo Antonio Fontán su  Presidente.
A partir de entonces se fue introduciendo, sin prisa y sin pausa en diferentes zonas de la Administración de la UCD. Pasó de ser Jefe de Gabinete del entonces Ministro de Trabajo, Rafael Calvo Ortega hasta ocupar la dirección de Relaciones Laborales y Administración del Banco de Crédito Industrial. Todo iba como estaba previsto.
Y es a partir de entonces cuando nuestro imputado ejemplar es reconocido en su valía por los diferentes clanes genoveses de ámbito territorial y pasa a ser Consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León un 11 de julio de 1991, con Juan José Lucas como Presidente. Allí se instala cómodamente hasta acabar siendo nombrado en 1995, Vicepresidente de la Junta compatibilizándolo con las funciones de Consejero del ramo.
Simultáneamente, consciente de sus posibilidades, va acaparando cargos en la estructura territorial de los genoveses castellanos leoneses hasta llegar a ser en 1992 elegido su Secretario General en el V Congreso Regional. Durante años y años, acumula cargos variopintos:  Procurador de las Cortes autonómicas, Senador territorial y desde Abril del 2000 Diputado por Segovia.
En este no parar, decide o deciden por él, que de un triple salto genovés y es cuando Aznar tiene a bien designarle Secretario Ejecutivo de Política Autonómica codeándose con lo más granado de la cúpula genovesa ya que pasa a formar parte del Comité Ejecutivo Nacional. Allí conoce y refuerza sus contactos que con el tiempo y experiencia acumulada le serán muy útiles para su prosperidad económica que mantiene activa  a través de un tupido  tejido de sociedades que dirige y/o forma parte.
Suma y sigue. En el año 2008 se produce otro nuevo salto en su trayectoria : Es nombrado Portavoz adjunto la Dirección del GPP en el Congreso con la entonces como Portavoz Soraya Sáenz de Santamaría. Todo eran alegrías y negocios hasta que su nombre y apellidos pasan a un primer plano judicial tras ser imputado en el Sumario 275/08, más conocido como Trama Gürtel. Visto lo visto, dimite voluntariamente con la ayuda inestimable de sus solidarios colegas  en el 2010 de su escaño tras solicitar el Tribunal Supremo su suplicatorio.
En un primer momento de la instrucción, su nombre está asociado al de Luis Bárcenas ya que ambos reunían la condición de parlamentarios nacionales. Juntos aparecen en los primeros informes de la UDEF. Juntos figuran como agraciados por comisiones que presuntamente habrían recibido de la trama que dirigía Francisco Correa. Juntos y revueltos acaban en el Tribunal Supremo. Juntos acaban dimitiendo de sus escaños. Juntos son “ agraciados “ con un archivo de sus imputaciones por el juez Pedreira y finalmente, juntos, acaban siendo nuevamente imputados por la Audiencia Nacional

Hoy por hoy, está acusado de cohecho, fraude fiscal y blanqueo de capitales. La Fiscalía Anticorrupción mantiene por escrito que existen indicios sólidos de delito fiscal tras varios informes de la Agencia Tributaria y de la UDEF . En varios documentos requisados al contable de la trama figuran al menos un pago de 50.000 euros asignado a "Jesús Merino" y otras entregas de dinero que suman 170.000 euros a "J. M.". La ONIF, por su parte, asegura en un informe fechado en octubre 2013 que cobró de las empresas de Francisco Correa, algo más de 800 mil entre los años 2002 y 2008. Está también imputado en pieza conocida como Variante de Ollero que desde septiembre 2012 instruye el juez Ruz.

Hasta ese momento en que la Audiencia Nacional en marzo 2012 reabre la causa archivada por Pedreira, Merino & Bárcenas se parecían, procesalmente hablando, a dos genoveses siameses. Era inevitable asociarles. Tenían amigos en común, alguna que otra sociedad y sobre todo, formaban parte de un selecto grupo de genoveses generalmente bien informados y bien situados.

Y sin embargo, año y medio después , sus vidas y sus vericuetos judiciales han tomado caminos distintos. Incluso desde el punto de vista de sus respectivas cónyuges – figuras claves para entender de que estamos hablando cuando nos referimos a la que tienen liada en Génova 13 – apenas tienen en común que las dos lo son en segunda nupcias. Rosalía Iglesias, la pareja de Bárcenas, está imputada y con perspectivas poco halagüeñas para su futuro inmediato.

Por el contrario, Ana Gutiérrez, abogada y administradora de varias sociedades, no lo está, si bien no son pocos los observadores judiciales que ven en una de sus sociedades,  Everland SL Consultores, una pista prometedora sobre las vinculaciones de determinados clientes con su pareja imputada. Dicen que es una mera cuestión de tiempo.

También les separa su estrategias de defensa. El ex Consejero y ex Diputado ha optado por quitarse de en medio y medir mucho sus apariciones publicas. Se limita a publicar Comunicados desmintiendo todo lo desmentible y a otra cosa. Ha optado por no enfrentarse a sus compañeros de Partido y a esperar acontecimientos, con la confianza que en España está acreditado que con el tiempo prescriben hasta los golpes de Estado. Sabe además que la ONIF, la UDEF y la Fiscalía están en tiempos de mudanza y que sus informes y escritos  por tanto, sujetos a supervisión por la autoridad competente genovesa, léase las parejas formadas por Cristóbal Montoro & Pilar Valiente, Jorge Fernández & Ignacio Cosidó o Alberto Ruiz Gallardón & Eduardo Torres Dulce.

Acabe como acabe la trayectoria judicial de Jesús Merino Delgado, hoy por hoy, muy a pesar de Rajoy, era y es uno de esos imputados ejemplares que por méritos propios se merecía un hueco entre nuestros lectores. La próxima entrega se la dedicaremos a otro prometedor sospechoso : el ex tesorero Ángel Sanchís. Nos vemos entonces.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Y ahora javier zarzalejos nieto, secretario de FAES, después de haber dicho en Zurich, en 1999 "No hemos venido a la derrota de la ETA"......¿Critica a Don José Luis Rodriguez Zapatero por la sentencia de Estrasburgo sobre la Doctrina Parot?