martes, 3 de junio de 2014

Primer tiempo del Partido. Caja B : 14 - PP : 0


Desde el primer momento que se hiciera público el denominado Caso Gürtel, la dirección del PP ha utilizado todo los recursos a su alcance para parar la que se les venía encima. No han puesto limites ni medios económicos.

Con tal de intentar tapar este inmenso caso de corrupción que para colmo además con el paso del tiempo y la instrucción judicial de Ruz ha tocado los cimientos de su estructura financiera en A y en B , han anunciado y en muchos casos formalizado todo tipo de demandas, querellas, amenazas diurnas y nocturnas, dirigidas a toda persona o colectivo que desde los propios tribunales, medios de comunicación, partidos y asociaciones, investigan o denuncian este caso de corrupción continuado en el tiempo y, en particular, sus derivadas en torno a la Caja B genovesa. Valga como el inicio de hostilidades este primer comunicado fechado el 19 de febrero del 2009

Dicho y hecho. Sin animo exhaustivo y desde un punto de vista cronológico, lo primero fue ir contra el juez Garzón, contra determinados testigos de cargos, los inspectores de la UDEF del Grupo XXI que asisten a los diferentes instructores, contra la Fiscalía, etc. Tras esta primera ronda, solo lograda en parte y a través de intermediarios con la condena por parte del Tribunal Supremo al juez Garzón, abrieron sus objetivos contra los medios de comunicación, en particular el diario El País, en el que desde un primer momento han centrado todas sus obsesiones más obsesivas tras la publicación por este periódico de los manuscritos de Bárcenas.

Precisamente la difusión de estos papeles abre una batería de comunicados desde la sede nacional del PP con anuncios de demandas y querellas múltiples. En esta línea de ataque quedará para la pequeña historia de los ridículos más ridículos, el papel de Carlos Floriano cuando decidió  que el PP iba a demandar a todo sospechoso de difamarles, sin orden ni concierto.

Previamente, algunos de sus colegas ya habían puesto en practica esta política de amenazas, como por ejemplo, Ana Mato o Rita Barberá, cuando anunciaron ir a los tribunales. La primera por un coche regalo a la familia modelo Jaguar que dice nunca vio en el garaje de su chalet o en el caso de la alcaldesa de Valencia por los bolsos regalo marca Vuitton que sí exhibió un día si y otro también. De la querella anunciada de la actual Ministra de Sanidad al S.G del PSM no hay rastro mientras que de la segunda si que lo hay y es que fue archivada por la Fiscalía. 

Con estos antecedentes os hemos seleccionado, con su correspondiente soporte documental, 7 ejemplos en los que el Partido Popular y/o personas de su entorno político y empresarial han salido ciertamente mal paradas cuando han intentado que un juez les diera la razón a sus demandas.

También de forma resumida os recordamos las múltiples demandas que se han quedado en aguas de borraja tras concluir los genoveses y sus asimilados que de concretarse no iban a ninguna parte y discretamente han sido retiradas de los juzgados.

A. Demandas desestimadas y/o archivadas

Vayamos por partes. De entrada, es probable que nos hayamos dejado en el tintero alguna que no hemos sido capaces de acreditar. Si así fuera y si algunos de nuestros lectores, incluidos los de Génova 13,tuvieran constancia de ello, quedaríamos eternamente agradecidos de que nos lo hicieran saber.

Todas estas demandas documentadas desestiman, uno a uno, los argumentos de los demandados y por el contrario ratifican que las informaciones publicadas eran tan veraces como lo son los apuntes de la contabilidad B del PP. Es decir, cobraron sobresueldos en A y en B, incluso cuando no podían ( por ejemplo, el propio Aznar siendo ya Presidente del Gobierno ); su nombre no figura en vano en los citados manuscritos y, por tanto, están ahí porque todo apunta que cobraron la cantidad que allí figura y sobre todo y ante todo, porque es inverosímil pensar que sus responsabilidades orgánicas en el Partido Popular o sus relaciones profesionales con este Partido se hicieron al margen de la Caja B. Estas son las seleccionadas.

 
 
 
       
       

B. Retirada ordenada y a la chita callando de demandas varias

En este apartado hay de todo un poco. De entrada hay un primer lote que tras constatar el PP que los denominados “Papeles de Bárcenas“ eran originales, genuinos, verosímiles y con el paso del tiempo, ciertos han provocado anunciar que así las cosas, “ Donde dije digo, digo Diego “ y a otra cosa. 

Son los casos de las 4 demandas de Acebes, Rato,Oreja y Arenas que decidieron desistir de sus demandas contra El País al quedar acreditado que los citados papeles eran y son auténticos.


En esta misma línea de salves e quien pueda con la consiguiente retirada a sus cuarteles de invierno, hay que sumar las de Teófila Martínez, Alcaldesa de Cádiz  o la del radio predicador talibán, Federico Jiménez Losantos. Ambos debieron pensar que lo mismo tenía razón Bárcenas y optaron por pelillos a la mar y de paso despejar incógnitas y retirar sus respectivas demandas.


Hasta aquí un relato de hechos poco discutibles que sin duda ayudan a entender mejor la complicada instrucción que sobre esta trama se lleva a cabo desde el Juzgado Central de Instrucción nº 5 de la Audiencia Nacional que dirige Ruz y desde la Sala de lo Penal del TSJCV. En breve conoceremos las últimas dos sentencia pendientes de un juzgado de Toledo y otro de Madrid que afectan a dos demandas, una de Aznar contra El País y otra de Cospedal contra Bárcenas. Veremos si se suman o no a la por hoy goleada judicial contra las pretensiones del PP de solventar sus amenazas en los tribunales. Estaremos al quite para informaros. Mientras tanto os dejamos por hoy.