lunes, 4 de agosto de 2014

Quién sabe donde : Isabel Tocino Biscarolasaga



A lo largo de este mes de agosto que se acaba de iniciar, un día si y otro también, vamos hacer una especie de rápido regreso al pasado con vuelta al presente para recordarles a nuestros lectores, qué ha sido de algunos genoveses/as que hace no muchos años tuvieron su minuto de gloria y que tras su retirada voluntaria o forzosa de la primera línea de mando, apenas hoy se sabe algo de ellos y de sus circunstancias. 

Los hemos elegido sin mucho orden ni concierto. Ni por simpatía ni antipatía. Son 27 hombres y mujeres que a su manera ocuparon, con mayor o menor fortuna, espacio mediático, parlamentario, institucional y /o partidista.

Hoy estrenamos esta serie veraniega con la que pudo ser y no fue, por decisión personal e intransferible de Manuel Fraga Iribarne, la primera mujer que estuvo en un tris de ser candidata a la Presidencia del Gobierno por Alianza Popular y que finalmente acabó siendo sustituida por José María Aznar. Su nombre Isabel Tocino.

Nuestra protagonista, desde que naciera en Santander allá por el año 1949 hasta su retirada de la actividad pública en el año 2002, había sido Diputada cunera por Toledo en la III, IV ,V , VI y  VII legislaturas. Eso sí, su condición de cunera no estaba reñida para que en cada procesión del Corpus de la ciudad de Toledo, en su calidad de Presidenta de una fantasmal Asociación Democrática Conservadora, participara en sus desfiles acompañando a los miembros de la Cofradía Internacional de Investigadores. Como es natural iba ataviada para la ocasión

Pero sobre todo y ante todo, para el gran público consumidor de telediarios, se la recordará como la primera mujer que ocupó la cartera de Ministra de Medio Ambiente entre 1996-2000 con el primer gobierno de José María Aznar.

En el año 2001, meses antes de su retirada, se vio envuelta en una polémica  de muy señor mío en su calidad de Presidenta de la Comisión de Exteriores, por un viaje oficial que realizó a China, celebrado en julio de ese año, al que fue con su marido y una hija. Según las hemerotecas de entonces Tocino aprovechó esa circunstancia para ir con su esposo y colocar a una de sus hijas en la plaza libre del posible acompañante de una de las letrada del Congreso. Esas mismas crónicas cuentan que los acompañantes participaron en las cenas y actos protocolarios. Sea como fuere, el hecho cierto es que un año después, el 15 de julio del 2002, dejó su escaño.

Desde entonces, manteniendo inalterable su condición de miembro del Opus Dei, ha sabido combinar su clara y decidida apuesta por los negocios privados, con su presencia institucional en otros ámbitos como es el Consejo de Estado. Desde el 2008 es Consejera electiva, ratificada en el 2012. Son muchos los expertos constitucionalistas que sostienen que su presencia en esta Alta Institución bordea la incompatibilidad ética con sus negocios terrenales. La susodicha también aunque ocasionalmente en el 2007 aceptó ser Consejera a propuesta del PP en Tele Madrid.

Sin animo exhaustivo, a lo largo y ancho de estos 12 años, no ha parado de acaparar nombramientos, ciertamente bien retribuidos, en numerosas empresas de sectores variopintos.  Ha sido, por ejemplo, Presidenta de Siebel Systems para España y Portugal y Consejera en el 2006 de BANIF, perteneciente al Banco de Santander.

Desde el 26 de marzo de 2007 es Consejera del todo poderoso Banco de Santander. Ha tenido tiempo y predisposición además para formar parte de los Consejos de Ence Energía y Celulosa, S.A y Enagás.

Como dato curioso que ayuda para hacerse una idea de lo que se embolsa anualmente, solo por su condición de consejera de Botín, en el año 2013, le han ingresado en su libreta de ahorros, la cifra redonda de 432 mil €. Ni uno menos ni uno más.

Acabamos ya esta primera entrega de usar y tirar, recurriendo al rico y variado refranero hispano del que Isabel Tocino es un fiel ejemplo cuando se dice aquello de que  “A Dios rogando y con el mazo dando “. Va ser eso.

Próxima entrega : Ángel Jesús Acebes Paniagua