lunes, 3 de agosto de 2015

Parejas genovesas de conveniencia : Javier Arenas & Gabriel Amat


Rajoy,  Mato y Arenas con Gabriel Amat.
Con esta primera entrega hoy iniciamos una serie veraniega, sin orden ni concierto, dedicada a parejas genovesas que aunque no siempre son conocidas ni valoradas por los ciudadanos, sin embargo, son fundamentales para comprender muchas de las decisiones que se toman en sus respectivos ámbitos.

Algunas de las seleccionadas, como por ejemplo la que nos ocupa, no son parejas convencionales formadas por un hombre y una mujer. Más bien son el resultado de la suma intereses, muchos de ellos privados , que básicamente buscan para obtener y optimizar beneficios. Como se verá, sentimientos los justos.

Hecho este breve preámbulo os vamos a presentar a la pareja seleccionada primero por separado y luego juntos y revueltos.

El primero de ellos, aunque aquí monta tanto tanto monta, uno como otro, responde al nombre de Gabriel Amat Ayllón. Este empresario, nacido en Granada pero asentado en Almería, acumula todos los ingredientes que Mariano Rajoy utilizó para definir la figura de un cacique. Decía el entonces Presidente de la Diputación Provincial de Pontevedra hace ahora 30 años, allá por 1985, que en la actividad pública "hay personas que tienen influencia y la utilizan en época electoral, pero en realidad aquí no hay caciques sino personas de prestigio que están en la opción que yo defiendo, verdaderos líderes de opinión". 

Como alguno de nuestros lectores se puede imaginar Rajoy se estaba refiriendo a los caciques gallegos que nadie como el mejor conoce. Pero sin duda su definición le viene como anillo al dedo a nuestro coprotagonista. Y es que Gabriel Amat Ayllón es por este orden, cacique, empresario, alcalde de Roquetas de Mar, Presidente de la Diputación Provincial de Almería, Presidente del PP en esa provincia y sobre todo y ante todo, un genovés de astucia probada y con una agenda repleta con nombres y apellidos de dirigentes nacionales del Partido Popular.

Y es en esa agenda tan cotizada por sus adversarios, dentro y fuera de su Partido, incluidos los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, la judicatura independiente y las acusaciones populares, donde se pueden encontrar entre otros móviles, los del propio Presidente del Gobierno y los de su pareja política de hecho, Javier Arenas Bocanegra, nuestro otro coprotagonista.

Sobre este incombustible genovés democracristiano que responde a los apellidos Arenas Bocanegra, 4 veces candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, varias veces Ministro durante los gobiernos de Aznar, y desde que tiene uso de razón, con despacho personalizado en la zona noble, financieramente hablando, en la sede nacional del PP en la Calle Génova 13 de Madrid, poco se puede añadir que no se haya publicado.

Sin embargo, fuera de Almería, son pocos lo que conocen los fuertes vínculos que desde hace 30 años mantiene con su pareja almeriense. Y es que como dice el propio interesado para Javier Arenas , el todo poderoso Amat “es mi hermano mayor”. Y no le falta razón. Para ser justos, este sevillano, nacido en Cádiz, diputado autonómico por Almería, con despacho en Génova y escaño en el Senado,  nunca ha tenido problemas para dedicarle a “su hermano mayor”  sus mejores piropos y alabanzas. Hete aquí algunos de ellos :

- “Es el mejor alcalde que conozco” (2013)

- “Es el más honrado del mundo” (2006)

Y es que es de “bien nacidos ser agradecidos”. Y en este caso no es para menos. Arenas es desde el año 2003 "hijo adoptivo de Roquetas del Mar". Cada vez que visita la finca provincial de su Amat es recibido y tratado a cuerpo y título de “hermano pequeño”.

Durante años se han apoyado mutuamente cuando ambos han tenido problemas internos en sus respectivas parcelas genovesas. Hoy por ti, mañana por mi. Si tiene que cerrar el mitin de final de campaña en Roquetas de Mar, el Ministro de Justicia, Rafael Catalá, el Sr. Lobo de la justicia genovesa, no hay problema. Arenas se encarga de ello. 

Si es conveniente para sus intereses que Rajoy visite la provincia de Almería, el hermano pequeño se pone a ello y siempre lo consigue. 

Si Albert Rivera tieneque desautorizar a su Comercial-Jefe en Almería y apoyar a Gabriel Amat Ayllón para que vuelva a ser Alcalde de Roquetas de Mar, allí está Rajoy, por encargo de Arenas, para lograrlo. 

Y es que en ocasiones más que una pareja política, los Amat $ Arenas son una verdadera y eficaz Unión Temporal de Empresas (UTE ).

Vamos acabando ya. Somos conscientes que podríamos continuar con las vicisitudes de esta pareja genovesa hasta agotar la paciencia del lector. Y es que los que les conocen y los sufren saben bien que nos encontramos con los últimos vestigios de un modo poco noble pero muy eficaz de ejercer la actividad pública. Son uno y otro los últimos genoveses vivos con comportamientos propios del Siglo XIX.

Próxima entrega : Thelma y Louise en la Puerta del Sol.