domingo, 8 de noviembre de 2015

20D: Pactos genoveses a la carta. La CEDA ya está aquí


Cartel electoral de la CEDA. Madrid.1933
El pasado jueves 5 de noviembre, la sosegada y tranquila agenda de Rajoy era un polvorín lo que ya en si mismo era noticia. Esa mañana marchó a Pamplona a firmar un pacto electoral con Unión del Pueblo Navarro ( UPN) para el próximo 20D. Pelillos a la mar. Las descalificaciones que en el año 2008 provocaron la ruptura con este partido regionalismo y ultraconservador estaban ya archivadas.

De allí marchó a Zaragoza y repitió escenario y acuerdo. En esta ocasión con el Partido Aragonés (PA), un grupo también regionalista, tan de derechas como el que más, formado por un reducido numero de "mercenarios profesionales del cargo público", encabezados por el incombustible José Antonio Biel.

Pero como dice el refranero, “no hay dos sin tres”, y para sorpresa de propios y extraños, anunció a la disciplinada Junta Directiva Nacional que se celebraba esa misma tarde en Madrid, en la reformada sede nacional genovesa, que también se había alcanzado un tercer acuerdo electoral con alguien bien conocido por los asistentes. A saber con el ex Secretario General del PP, ex Vicepresidente y Ministro con Aznar, es decir, el mismísimo Francisco Álvarez Cascos y su Partido de ocasión, Foro Asturias. Nadie osó decir nada aunque más de uno de los asistentes recordaba a pie juntillas la carta de baja en el PP que PAC, en terminología de Bárcenas, había dirigido al propio Rajoy en enero de hace 5 años.

Estos pactos electorales en realidad venían a sumarse a otros que el mismo Rajoy había impulsado personalmente y con interés interesado, el pasado verano tras las perdidas de mayorías absolutas que su Partido había tenido en varias CCAA y numerosos Ayuntamientos en las elecciones del 24 de mayo. El socio elegido fue Ciudadanos, el Partido que dirige, gobierna, preside, dispone y regenta, el omnipresente y televisivo candidato de lobbies y del Ivex,  Albert Rivera.

Los pactos se concretaron para las investiduras de los candidatos genoveses a las presidencias de 4 gobiernos autonómicos :


Estos acuerdos de Rajoy con Rivera también se hicieron extensibles para la elección de varios alcaldes genoveses en diversos ayuntamientos (Málaga, Salamanca, Granada, Jaén, Logroño, Santander, etc.).

En realidad, Rajoy con estos acuerdos no hacía otra cosa que poner en practica lo que el mismo siempre ha creído y practicado. Años atrás, en 1996 fue testigo y muñidor de los acuerdos de investidura que propiciaron que José María Aznar fuera elegido Presidente del Gobierno en su primera legislatura. Los pactos con CiU, PNV y CC llevan su sello y su protagonismo tanto en su gestión como en su desarrollo fue evidente.

Por tanto, si alguien sabe de Pactos entre las diferentes familias de la derecha genovesa, este es Rajoy. Siempre ha estado en medio y nunca se le recuerda una posición critica. Por ejemplo, estaba allí, cuando se firmaron los acuerdos con Juan Hormaechea ( dignidad por votos ) , con Jesús Gil, con Solución Independiente, con Unión del Pueblo Leonés, con Unión Valenciana, etc.  

Pero es que como en cuestión de principios además es un personaje que nadie le discute su acreditada habilidad para hacerlos desaparecer, adaptar, cambiar y canjear, según sus propias necesidades, no solo electorales, a partir del próximo 20D con Don Tancredo al mando de las negociaciones post resultados, su tendencia natural será recrear, si le dejan, nuevos pactos que le garanticen su supervivencia política.

Y es que, sabedor de los malos presagios que para su Partido indican las encuestas, Rajoy ha vuelto a tirar tanto de su calculadora electoral, de ahí las Coaliciones en Navarra, Aragón y Asturias, como sacar del armario el viejo discurso de que la unidad de España está en peligro y que hacen falta gobiernos fuertes con mayorías absolutas contantes y sonantes.

Y para ello, si es necesario, recreará una nueva versión modernizada y en color de su añorada Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA) que en los años treinta lideró José María Gil Robles.

Es decir, ni más ni menos lo que hace 82 años, en las elecciones generales de1933 fue el principal mensaje de la CEDA de Gil Robles y que se resumió en un conocido cartel electoral colgado en la Puerta del Sol de Madrid en el que se decía: “Estos son mis poderes. Dadme la mayoría absoluta y os daré una España grande”.

Y es que cuando la derecha española y españolista percibe que sus expectativas de gobierno están en peligro recurren al discurso del miedo que tantas veces han practicado. Sin irse muy lejos, el pasado sábado en Lorca, clausurando un Congreso de las NNGG en esa Comunidad, Rajoy volvió a reiterar que España necesita una nueva mayoría absoluta para seguir gobernando : “No queremos un Parlamento donde los Gobiernos no puedan gobernar porque los demás se pongan de acuerdo para no dejar gobernar al que ha ganado las elecciones".

Y en esas estamos. Acabamos ya aconsejando que el que tenga tiempo y ganas se de una vuelta por este enlace y consulte la documentación, con fotografías incluidas,  que sobre los Pactos de Famiglia hemos sido capaces de reunir. Somos conscientes que no están todos los que deberían estar pero en sucesivas oleadas los iremos incrementando. Nos vemos en la próxima crónica.


1 comentario:

Manuel Pascua dijo...

hola. me preguntaba si en http://www.losgenoveses.net/ hay algún buscador interno que me remita a lo que busco. Por ejemplo y es el caso, estoy investigando a Romay Beccaría pero me cuesta encontrar sus referencias en tu página. Si tuviera acceso a un motor de búsqueda en la intranet accedería sin problemas ni dilaciones a lo que busco y tu página sería más versátil.
gracias
manuel.pascua@gmail.com